Deportes

La pasión por el ciclismo es más que un deporte

Andar en bicicleta es más allá de la actividad física que esto produce, una actividad que tiende a una situación de relajamiento mental, de contacto con nuestros semejantes y la naturaleza y para muchos, una buena razón para establecer normas de compañerismo, sociabilidad e intercambio.

Aprender a “andar en bicicleta” es una de las cosas que para muchos de nosotros, fue como aprender a caminar. Tal es el caso, que cuando chicos nos sorprendíamos cuando uno de nuestros amiguitos nos decía que no sabía andar. Recuerdo a mis hijos, en la aventura hermosa del conocimiento, subidos a una bici a la cual le habíamos sacado las rueditas, y con el viento en la cara como si fueran “a mil”, decirme:

_¡ Soltáme papi!

Y yo los soltaba lo suficiente como para que se sintieran ídolos por haber andado unos metros solos, y los volvía a agarrar cuando la bici tambaleaba producto de la inestabilidad. Y así hasta que salían disparados, ya sin necesidad de sostén. Como en la vida.

Andar en bicicleta es más allá de la actividad física que esto produce, (entiéndase por actividad física a cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos y que tiene como resultado un gasto de energía), una actividad que tiende a una situación de relajamiento mental, de contacto con nuestros semejantes y la naturaleza y para muchos, una buena razón para establecer normas de compañerismo, sociabilidad e intercambio.

Para muchos estas son las razones por las cuales realizan la actividad.

Para corroborar esta conjetura, nuestro amigo Jorge Márquez salió al parque a buscar a quienes se deleitan pedaleando por el pulmón verde de Mendoza. En ellos no hay competición, sólo se trata de divertirse, de oxigenarse un poco la sangre y la cabeza, y además una buena forma de demostrarnos que no nos vamos a rendir tan fácilmente ante el sedentarismo que nos persigue de lunes a lunes.

Según el sitio en Internet revista.consumer.es, el ciclismo puede ser practicado (y lo es, no hay más que fijarse en algunos veteranos que, superados ampliamente los 70 años, se esfuerzan encima del asiento) sin casi limitaciones de edad. No tiene tampoco contraindicaciones absolutas a nivel cardiovascular, respiratorio, osteoarticular o muscular. La facilidad de control del ritmo del esfuerzo, de su intensidad e incluso (mediante un pulsómetro) del efecto que ese esfuerzo produce sobre el organismo, permite que personas con muy limitadas posibilidades cardiovasculares puedan practicar el ciclismo aunque deban hacerlo en terreno llano y con desarrollos poco exigentes, muy ligeros. Por otra parte, el cicloturismo es mejor tolerado que la carrera continua en asmáticos, y la posibilidad de alimentación regular durante el ejercicio facilita su práctica en diabéticos.

Pablo y Nicolás hacen de la práctica del ciclismo una actividad que mezcla lo físico con otras cosas, cinco veces por semana van al parque a dar vueltas en sus bicis, y además de sentirse físicamente bien, aprovechan para distraerse un rato y “ver unas buenas cositas” como ellos mismos aseguran.

Y allí van, Florencia, casi odontóloga, Luis, artesano y ciclista, Nicolás, que se prepara para algún día hacer cumbre en las montañas más altas de América,  la rubia que no nos quiso dar su nombre, pero que todos quieren que siga viniendo a dar vueltas en su bici, para beneplácito de la vista, y  muchos más. Allí están “Los locos del ciclismo”, con la vestimenta que los caracteriza. Fabio nos cuenta que hace diez años que hace esta actividad, que ha cruzado a Chile, que son frecuentes los viajes a la Difunta Correa, que son más de veinte chicos los que salen siempre en los viajes, y nos presenta a Mónica y Alcira, las chicas que hace un año se han unido al grupo, que ya han viajado a San Juan y a Tucumán y que están felices de ser parte de esta hermosa actividad.

Dejamos el parque, y nos encontramos con otro ejemplo que puede ilustrar esta nota con creces.

Walter Bertorello, Raúl Sanz y Guillermo Caggiati son tres amigos a los que los une esta pasión por el mountain bike. Ellos armaron el equipo 3 y 7 y desde su blog (www.3y7.blogspot.com) nos cuentan el porqué del nombre. “Somos tres en la Ruta 7. A fines del 2006 nos propusimos cruzar la cordillera de Los Andes, desde Mendoza a Viña de Mar en mountain bike. El 21 de diciembre del 2007 concretamos el plan y con éxito. Nos agradó el nombre por que hay algo de mística en él y en nuestro proyecto, 3 platos 7 piñones, 3 bicicletas, la ruta 7, nosotros tres, nuestra edad, ...en fin.”

Seguimos recorriendo el blog, y nos vamos encontrando con las razones por las cuales se embarcan en esto de cruzar la cordillera en bici. “No hay nada que pueda describir la emoción de estar solos entre las montañas. De estar ahí, en una simple bicicleta de todo terreno. De ir viendo cada detalle del paisaje. De compartir esos momentos con grandes amigos, no hay manera de explicarles lo que sentimos en cada una de las trepadas.”

Seguramente que no. No hay manera de que ellos puedan explicar su pasión, porque como siempre las pasiones no tienen explicaciones.

A través de lo publicado en el blog, jugamos a componer un reportaje imaginario.

-¿Cuándo comenzó el proyecto?

- El proyecto comenzó un año atrás. Desde ese entonces nuestras familias nos apoyaron en todo, asi que el primer gracias y grande, va para Martincho, Denise, Josefina, Martina, Sofía, Franco, Ceci, Claudia y Vivi. Mauricio Arias y el "pelado" Arias nos bancaron con las doscientas veces que llevamos las bicis a arreglar. Sergio Gras y su redblog que relató nuestra ruta en fm Red101 y el diario electrónico Mdzol que nos apoyó muchísimo en todo el proyecto. A todo ellos, que son parte de "3y7", un sincero,...muchas gracias.

-¿De quien fue la idea de llevar adelante la aventura?

- Tanto la idea de cruzar como la logística fue de Raúl. Fue nuestro San Martín del cruce. Un amigo de él, puso en este blog que era un cabeza dura y todo lo que se proponía lo hacía. Y fue así, la cabeza más grande del mundo (como le llamo), preparó la hoja de ruta con fotos, paradas, alimentación, tiempos de descansos, absolutamente todo previsto. Como buen cardíologo nos hizo ergonometrías, cuidó de nuestra salud y por poco no se lleva una ambulancia al lado como nos dijo Ale Farina. Fue un engranaje importante para llevar a cabo el desafío y lo cumplimos gracias a él.

-¿Tuvieron muchos inconvenientes?

- Afortunadamente no tuvimos ningún problema técnico y solo pinchamos una sola vez. Walter tuvo que parar a cambiar la cámara y fue en esa parada cuando Guillermo confundió una vívora (ver video) con una cadena de bicicleta. Aparentemente la altura ya lo estaba afectando pero afortunadamente no alcanzó a tocar la “cadena”, la historia hubiese sido otra.

- ¿Cuál fue el momento más duro?

- El grave estado del padre de Walter puso a prueba a todo el equipo. Fue una situación límite. Tampoco podíamos hacer mucho ya que Walter tenía que viajar a Buenos Aires para estar con él, pero tuvimos que replantearnos todo de nuevo y fue una situación sin grises, solo blancos o negros. Seguimos o no.
La idea de seguir es un remordimiento que aún cargo y cargamos con él. Pensandolo fríamente esta bien lo que hicimos, no se podía hacer nada, pero Walter es de esas personas que te dan todo sin esperar nada, su amistad es realmente grande y la ofrece sin mirar a quién. No poder apoyarlo en ese momento fue realmente feo, era una oportunidad para devolver algo, aunque sea muy pequeño.

Así las cosas, basta el reconocimiento a Raúl, Walter y Guillermo por dejarnos usar su blog para esta nota, y además por demostrarnos que siempre hay sobradas razones para hacer las cosas.

La síntesis de lo dicho se la dejamos a la gente de amigosdelciclismo.com.

“Nos gusta el ciclismo como deporte, como medio para mejorar nuestra salud, como actividad sana, como una manera de competir con nosotros mismos para llegar a más día a día, en nuestro entrenamiento y en nuestras metas personales. Nos gusta estar al día en las "herramientas" que nos lo permiten: las bicicletas y sus componentes.

Nos gusta el ciclismo como forma de conocer amigos.

Nos gusta el ciclismo como forma de conocer lugares, es decir, el cicloturismo (turismo en bicicleta).”

Hasta aquí pedaleamos hoy. La semana que viene nos volvemos a subir a la bici y daremos un paseo con la gente de las Peñas ciclísticas. Están todos invitados.


Gracias a Guillermo, Raúl y Walter. www.3y7.blogspot.com


Un bonus track:  Este próximo Domingo 13 de Enero, la gente de 3 y 7 realizará una salida tranquila en Mountain Bike, desde Chacras de Coria hasta Cacheuta. La invitación está abierta a todos los que se quieran prender sin distinción de edad, sexo (o tipo de bicicleta).  El objetivo de esta salida, no habrá muchas como esta, es armar un nuevo grupo de amigos y amantes de la mountain bike y la naturaleza.

Otro Bonus: La intención del nuevo grupo es hacer el cruce de Los Andes, pero esta vez desde Bariloche a Ozorno.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza100%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (4)
6 de Diciembre de 2016|11:23
5
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Hola muchachos me gustaria contactarme con ustudes (los locos por el ciclismo) para salir a padalear, debido a que los e visto en varias oportunidades. Si me pueden pasar un numero de telefono o un email. GRACIAS
    4
  2. Buenísima la nota, es una actividad que está prendiendo mucho y es bueno que un diario lo rescate y lo apoye.
    3
  3. Creo que hay miles de personas en Mendoza que hacen deporte como los citados en la nota, pero el periodismo solo se encarga de lo "comercial". Fecilito a Mdzol por dedicar en su diario un espacio a esta personas, que nos dan mas aliento a los que no hacemos nada y nos dan mucho más entusiasmo porque son como nosotros, de aquí, porque no cobran por hacerlo y porque aman lo que hacen. Muy linda nota, sigan por esta vía que van a ganar muchísimos lectores.
    2
  4. Muy buena la nota, me encanto, conozco a los chicos que cruzaron la cordillera y casi se me piantaron varios lagrimones. Gracias a MDZ por darnos la oportunidad de conocer gente diferente en el diario. Me encanto la nota, felicitaciones a Alejandro Rotta.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016