Siguen los festejos para bodega Chandon

En el marco de las celebraciones y reconocimientos por los 50 años de la tradicional firma en la Argentina, se organizó una jornada de visita y degustación para comunicadores en el centro de visitantes que la bodega tiene en Agrelo. No te pierdas la nota y la galería de fotos.

Con motivo de los 50 años de Chandon en Argentina, la firma ofreció una agradable jornada a periodistas locales, quienes pudieron vivir un día diferente y muy bien organizado en el que se conjugaron la historia, el disfrute culinario y la degustación de los mejores espumantes.

Al llegar al recientemente remodelado centro de visitantes de Agrelo, el contingente fue recibido por Tatiana Casero y Alejandra Merin, las chicas de turismo y comunicación de la bodega. Ellas escoltaron a los invitados hasta el living principal; en donde esperaba Hervé Birnie-Scott para realizar un recorrido verbal por los orígenes y la  historia de Chandon. Cual magistral profesor de historia, Hervé relató los pormenores y vaivenes de la historia del champagne y los comienzos de la marca.

Puesta en común. Los periodistas no pararon de hablar, entre plato y plato.

Acto seguido, comenzó una dinámica visita  por la bodega para conocer todo el savoir-faire de los espumantes de Chandon. Los presentes pudieron vivir la experiencia del arte del assamblage, ya que hicieron una degustación dirigida por el chef de cave, Onofre Arcos, de los vinos bases Chardonnay - Pinot Noir - Semillon para la elaboración de Chandon Extra Brut.

La espuma, reina del lugar al momento del degüelle.
El momento tradicional. Como ya es costumbre en las visitas y recepciones que la empresa realiza; todos esperan con ansiedad el momento en que Hervé realiza el tradicional "degüelle". En este caso, fue de tres botellas de Chandon Brut Nature. Por supuesto, el aplauso fue general y al unísono.

Luego se brindó con un Chandon Cuvée 21 Extra Brut de 10 años.

El broche de oro. Para finalizar la visita, se compartió un delicioso almuerzo maridado con los espumantes de la casa: las entradas frías -ensalada caprese y carpaccio de salmón con alacaparras, rúcula y parmesano- fueron maridadas con Chandon Cuvée 21 Extra Brut. Luego llegó al paladar de todos una serie de entradas calientes a la manera de la "finger food" -chipá de queso con salchicha de pavo y cebolla caramelizada, empanadas de carne con huevo de codorniz y risotto de camarones- maridadas con Chandon Brut Nature.
 
El plato principal fue un delicioso chivito con puré de papas, pasas y champiñones, maridado con Chandon Cuvée Reserve Pinot Noir.
 
El cierre llegó con el postre -mousse de chocolate blanco con una reducción de maracuyá-, que se mixturó con un Chandon Demi-Sec.

Para disfrutar aún más de esta velada, el chef Marcos Zabaleta preparó un trago con Chandon Rosé,  pulpa de frutillas frescas, Hennesy y un toque de pimienta roja; que fue la sensación y la excusa ideal para hacer un nuevo brindis (ya incontable) pleno de buenos augurios para la casa y para todos los presentes.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial