"En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme..."

Estas palabras permitirán a los estudiosos de las letras españolas, evocar el comienzo de la mayor obra cervantina, El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha. Y, lamentablemente, circunscribo el recuerdo al grupo de gente dedicada a la lectura y estudio de la literatura española, pues es infrecuente que los jóvenes de hoy, a raíz de sucesivos recortes en los contenidos curriculares, tengan o hayan tenido acceso a aquella obra magistral, ni siquiera en forma fragmentaria. Pero el propósito de esta nota no es alabar el pasado y criticar el presente por aquello de que “todo tiempo pasado fue mejor”: nada más lejos de mi intención ya que cada momento histórico tiene sus valores.

 

El motivo que me impulsó a escribir este artículo es el desconocimiento, en los discursos de actualidad, del valor del relativo “cuyo” y de sus variantes. ¿Será porque se ignora su significado? ¿Se lo considerará obsoleto o, tal vez, demasiado culto?

 

La forma “cuyo” se origina en cujus, forma del pronombre relativo latino. Su traducción era “del que, del cual, de quien, cuyo”. ¿Y cuándo se usaba? ¿Qué hemos heredado en el español actual? Se usaba para introducir una idea nueva, dentro de otra mayor, idea que conllevaba la noción de posesión. Siempre había dentro de la oración mayor una palabra a la que esta forma estaba aludiendo.  Tal cual es la forma heredada: “cuyo, cuya, cuyos, cuyas” introducen una idea nueva, dentro de otra mayor, con el sentido de “del cual, de la cual, de los cuales, de las cuales”, esto es, con el sentido de ser o cosa poseída por un término ya mencionado: Admiro a ese escritor cuya obra se presenta hoy. Como vemos, el pronombre “cuya” se refiere a la obra que pertenece a “ese escritor”. El error más generalizado es construir la nueva idea con el pronombre “que” y con el posesivo “su” o “sus”: *Admiro a ese escritor que su obra se presenta hoy.

 

Veamos otros ejemplos, tomados del habla cotidiana, con su correspondiente corrección:

 

*La novela que su contenido es histórico será transformada en película. Debimos decir: La novela cuyo contenido es histórico será transformada en película.

 

*El cantante que su voz es maravillosa nos visitará pronto. Debimos decir: El cantante cuya voz es maravillosa nos visitará pronto.

 

Subsiste una expresión que da cuenta del uso de “cuyo” en el lenguaje corriente: en cuyo caso. Por ejemplo: Han pronosticado fuerte tormenta de granizo, en cuyo caso no saldré con el auto nuevo. Según el Panhispánico, es preferible construir de modo de usar las expresiones en ese caso o en tal caso. Así, nuestro ejemplo quedaría transformado: Han pronosticado fuerte tormenta de granizo; en ese caso, no saldré con el auto nuevo.

 

¿Serán estas complicaciones propias de una lengua cuyas enormes dimensiones nos deparan siempre sorpresas? Posiblemente, pero recordemos a Carlos Fuentes cuando sostuvo, en ocasión del Tercer Congreso Internacional de la Lengua Española (Rosario, 2004): “Nunca olvidemos, al pensar, al hablar, al escribir nuestra lengua maravillosa, que nada se pierde […] Es la lengua española la que, con mayor elocuencia y belleza, nos da el repertorio más amplio del alma humana, de la personalidad individual y de su proyección social”.

 

 

 

Opiniones (4)
8 de Diciembre de 2016|21:09
5
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Creo que el error es de concordancia ya que un sujeto tácito implicaría un verbo al comienzo de la oración y no un participio, como es este el caso.
    4
  2. Excelente servicio al lector, al esritor y al respetuoso de nuestra lengua.
    3
  3. "Enfundada mis piernas en una toalla de cola de pescado y esa cabellera colorada de algas..." Este fragmento ha sucitado controversia entre conocidos. 1) Un grupo sostiene que el adjetivo-participio "enfundada" tiene como sujeto tácito a "yo" y que prescinde de una coma inmediatamente después por una licencia poética. 2) Otro grupo sostiene que hay un error y debería decir: "enfundadas mis piernas" por concordancia plural-plural. ¿Encuentra usted que ambas sean correctas?
    2
  4. gracias
    Sigo con mucha atención estos interesantes artículos, que intentan preservar el uso correcto de la lengua española. Felicitaciones al Diario (una idea casi revolucionaria) y a la Sra. Ramallo.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic