A 30 años del conflicto por el Beagle, Argentina y Chile lanzan una fuerza de paz conjunta inédita en el mundo

Los gobiernos de la Argentina y Chile pondrán en funcionamiento una inédita Fuerza Combinada, denominada "Cruz del Sur", destinada a actuar en misiones de paz. La iniciativa fue comunicada este jueves por el ministro de Defensa chileno, José Goñi, en declaraciones difundidas por la agencia internacional AFP.

El proyecto contempla el funcionamiento de un batallón conjunto de las tres ramas de las Fuerzas Armadas de la Argentina y Chile, que actuarán como una sola fuerza, explicó el funcionario chileno.

La fuerza combinada contará con un estado mayor único, liderado por un alto oficial chileno y uno argentino de manera alternada y tendrá además oficinas propias en ambos países, con un solo sistema de comunicación y códigos.

"El Estado Mayor va a ser completamente integrado; la composición de la fuerza va a ser integrada y va a disponer de sus propios medios para trabajar", detalló el ministro Goñi. Y añadió: "No hay en el mundo una experiencia de esta naturaleza".

La fuerza combinada estará a disposición de las operaciones de paz de las Naciones Unidas (ONU).

La iniciativa comenzará a funcionar en momentos en que ambos países conmemoren 30 años del fin del litigio fronterizo por el Canal del Beagle, que estuvo a punto de llevar a un enfrentamiento armado a las dictaduras militares de Jorge Videla y Augusto Pinochet.

El recrudecimiento del conflicto binacional fue impedido por la mediación del papa Juan Pablo II, quien logró que el 8 de enero de 1979 ambos países firmaran en el Palacio Taranco de Montevideo un acta de acuerdo solicitando la gestión eclesiástica para zanjar sus diferencias.

El conflicto -que incluía a las islas Picton, Lennox y Nueva, todas en el limítrofe Canal de Beagle- se había iniciado en mayo de 1977, cuando el laudo arbitral de Inglaterra otorgó a Chile la soberanía sobre las tres islas.

Argentina desconoció el fallo en enero del año siguiente y desde entonces desató una escalada militar que le fue correspondida del otro lado de la cordillera.

Durante todo 1977 y buena parte de 1978, el papa Paulo VI se mostró reticente a intervenir, hasta que tras su fallecimiento el 6 de agosto de ese año, los mensajes de advertencia sobre la guerra inminente llegaron a su sucesor, Juan Pablo I.

Pero Juan Pablo I murió un mes después y el 16 de octubre fue reemplazado por el polaco Karol Wojtyla, que aceptó la gestión cuando el enfrentamiento armado entre los dos países parecía inevitable.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 02:43
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 02:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'