Deportes

Escándalo en el entrenamiento de Tigre en Victoria

Caruso Lombardi se agarró a trompadas con integrantes del plantel tras un cruce que tuvieron Castaño y Cáceres en el entrenamiento. El técnico minimizó lo ocurrido entre los futbolistas, aseguró que no se peleó con nadie y comentó: "La ligue sin querer por ir a separar".

Escándalo es la palabra que mejor describe lo que sucedió esta mañana en el entrenamiento que el plantel de Tigre realizó a puertas cerradas en el Monumental de Victoria. Fue un verdadero bochorno, que incluyó golpes de puño entre Ricardo Caruso Lombardi y algunos jugadores. La relación que mantiene el técnico con varios futbolistas es tirante desde hace rato y hoy terminó de quebrarse. Salió a la luz lo que estaba debajo de la alfombra. 

La práctica de fútbol con vistas al partido del martes frente a Vélez venía tranquila hasta que Diego Castaño, quien actuaba para los titulares, y Pablo Cáceres, quien jugaba para los suplentes, tuvieron un duro cruce en la cancha por una entrada fuerte. Caruso Lombardi se acercó para separar y en el tumulto escuchó que algunos futbolistas lo responsabilizaron de lo que estaba sucediendo, lo que desencadenó su ira.      

Los testigos, que fueron pocos porque el ensayo se llevó a cabo a puertas cerradas, aseguraron que jamás presenciaron algo igual. El entrenador reaccionó contra quienes lo agraviaron y volaron las trompadas. La calma llegó luego de unos minutos, aunque este incidente será difícil de sepultar y todo parece indicar que las horas de Caruso Lombardi están contadas.

Al mediodía, el técnico habló en TN y aseguró que no se agarró a trompadas con nadie: "Estuve en el medio porque fui a separar. Fui el primero en ir a separar. La ligue sin querer por ir a separar. Cuando Castaño y Cáceres estaban discutiendo cara a cara, me metí para separarlos, porque no podés dejar que se peleen los chicos, y me ligue un manotazo. Después me pidieron disculpas".

Además, minimizó el hecho: "No se agarraron a piñas, es mentira, no llegaron a pelearse. Fue una pelea común, pasa en casi todos los planteles en una práctica de fútbol. Fue un encontronazo normal, no sé quién les informa estas cosas, no sé de dónde salen". Y subrayó: "Este grupo es demasiado bueno, no es difícil de manejar, hay buena gente".
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|06:09
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|06:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes