Deportes

Laudrup, testigo de la pasión en Madrid-Barca

El ex futbolista danés sabe por su amarga experiencia personal todo sobre la intensidad apasionada e incluso el odio que despierta el clásico entre sus antiguos clubes, Barcelona y Real Madrid.

El ex futbolista danés Michael Laudrup sabe por su amarga experiencia personal todo sobre la intensidad apasionada e incluso el odio que despierta el clásico entre sus antiguos clubes, Barcelona y Real Madrid.

Con los dos gigantes de la liga enfrentándose el lunes en la capital catalana, el danés explicó a Reuters cómo fue el recibimiento hostil que tuvo a su vuelta al Camp Nou después de fichar por el Real Madrid a mitad de la década de 1990 y por qué este partido es único en el mundo del fútbol.

Laudrup, de 46 años, dijo que nunca se esperó el odio que lo recibió en el estadio culé en mayo de 1995, cuando el Madrid desperdició la oportunidad de proclamarse campeón de liga en la casa de su clásico rival.

"Fue el primer partido en mi carrera donde algo externo influyó en mi juego", indicó Laudrup en una entrevista en su oficina después de dirigir una sesión de entrenamiento con el Real Mallorca, su actual equipo.

"Cada vez que recibía el balón se escuchaba a unas 100.000 personas silbándome. Pensé, vale, he estado aquí jugando durante cinco años e hice muchas cosas para ellos y ellos para mí, y me esperaba sólo unos cuantos pitos, pero nunca pensé que fueran a ser tan fuertes", agregó.

El Madrid perdió ese partido 1-0 con un gol marcado por el actual ayudante de Laudrup en el Mallorca, Miguel Angel Nadal, tío del actual número uno del tenis Rafael Nadal.

Los blancos se coronaron campeones a la semana siguiente de aquel duelo y Laudrup señaló que siempre recordará las palabras del por entonces técnico madridista Jorge Valdano, quien en la actualidad es director general del Madrid.

"Después del partido estaba un poco triste, un poco enfadado, un poco de todo porque podía entenderlo, pero en aquel entonces no podía", explicó el danés.

"Valdano me dijo: 'Hoy me he dado cuenta de cuánto te querían aquí. Cuanto más te quieren más te odian, sobre todo cuando vuelves con el Real Madrid'", añadió.

Pero Laudrup ya está acostumbrado a esta situación.

"A día de hoy no tengo ningún problema. Siempre habrá cinco, 10 ó 20 ultras que nunca me perdonarán, pero puedo vivir con eso", sentenció.

FIGURA EN AMBOS LADOS

Laudrup, quien era conocido como "Michelino" en el Barça, es uno de los que más argumentos tiene para hablar sobre la importancia del clásico del lunes, tras haber jugado en ambos conjuntos y haber entrenado en varios países, entre los que se encuentran Dinamarca, Rusia y España.

Laudrup también jugó al lado del actual técnico culé Pep Guardiola en el 'Dream team' de Johan Cruyff que ganó la Liga de Campeones en 1992 y cuatro títulos de Liga consecutivos desde 1991 hasta 1994.

Algunos de sus mejores momentos en el Barça fue cuando los azulgranas arrollaron 5-0 al Madrid en el Camp Nou en enero de 1994 y cuando ayudó a que las cosas cambiaran para el Madrid con el triunfo en el estadio Santiago Bernabéu por el mismo resultado un año más tarde.

A diferencia de la mayoría de los derbis o encuentros entre los mejores equipos de otros países, el clásico en España cuenta con una gran importancia en distintos niveles, recalcó el danés, en referencia a la identidad regional y un resentimiento acuciado por los periódicos, emisoras de radio y cadenas de televisión que son fieles a los bandos.

"Tienes que conocer un poquito la historia en España para entender la rivalidad (...) Creo que actualmente (Barça y Madrid) son los dos mejores equipos del mundo", dijo Laudrup.

Pero el danés es consciente de que la pasión por este derbi trasciende las fronteras.

"Pero incluso en temporadas anteriores este partido ha sido muy especial, no sólo por las 90.000 personas en el estadio o los millones de españoles que ven el partido por televisión, sino también porque es un partido que es visto en todo el mundo", señaló.

"Así que esto también significa que fuera de España es también algo muy, muy especial", puntualizó.

BARÇA, FAVORITO

Laudrup dijo que el equipo local, en este caso el Barça, siempre tendrá un ligero favoritismo en el derbi.

El Barcelona puede tener más el balón, pero el Madrid cuenta con jugadores muy peligrosos que podrían hacer daño al contraataque, señaló el danés, quien dijo que no había decidido aún donde verá el encuentro.

Al ser consultado sobre cuál equipo prefiere que gane, se mostró esquivo.

"Si hablas solamente sobre fútbol mis cinco años (en Barcelona) fueron los más importantes en mi carrera y me trataron muy bien en Cataluña", dijo Laudrup.

"El Madrid también me trató fantásticamente, aunque yo fuera una de las razones (cuando estaba en el Barça) por la que ellos no ganaron nada durante mucho tiempo, y nunca olvidaré eso (...) Por lo tanto no puedo elegir, no elegiría", concluyó.
En Imágenes