Magia y sofisticación francesa en una celebración para el recuerdo

Chandon cumplió 50 años en Argentina y organizó una extravagante y opulenta fiesta en donde la residencia de la embajada francesa en Buenos Aires se transformó en un palacio galo del siglo XVIII. Cientos de famosos asistieron. Enterate de los pormenores del festejo y participá en la encuesta por la mejor vestida.

La cita era a las 9 de la noche. ¿El lugar? La impactante Residencia de Francia en Acassuso. ¿El motivo? La celebración de los 50 años de Chandon en Argentina.

De riguroso black tie, los mil invitados a la gala no se quisieron perder la que prometía ser la fiesta del año, inspirada en la corte de Luis XIV. Ya desde el inicio de la gala, Chandon sorprendió y homenajeó a los invitados con una fiesta deslumbrante.

La embajada de Francia fue ambientada especialmente para la ocasión.
 
El arribo a la fiesta fue de una coordinación milimétrica: al llegar, se ofreció un servicio de valet parking en el Jockey Club de San Isidro, que aguardaba a los invitados con una copa de Chandon y un cuarteto de cuerdas, para luego trasladarse en vans (que salían cada tres minutos) hacia la residencia, en un viaje que no demoraba más de 10 minutos. Allí comenzó un paseo hacia el pasado. Damas y caballeros dieron vida a los cortesanos del Rey Sol y, acompañados de dos solistas en flauta y violín, recibieron a los exclusivos invitados de Chandon.

El propio embajador de Francia fue quien abrió las puertas de la residencia. Un pequeño recorrido permitía ver la magnificencia de su arquitectura francesa. Cada uno de los invitados fue recibido y saludado por el propio embajador, monsineur Jean-Pierre Asvazadourian, y por Ramiro Otaño, director general de Chandon en Argentina.

Uno de los espacios, antes de la llegada de los invitados.

La impecable ambientación a cargo del arquitecto Javier Iturrioz recreó a la perfección el espíritu de la corte francesa. Candelabros, jardines parquisados y chaise-longues invitaban a disfrutar ese lugar único. La recorrida por el espacio fue, en sí mismo, una aventura con rincones que simulaban un palacio francés.

El catering estuvo a cargo de Eat y estuvo inspirado en el film Vatel, basado en la vida del cocinero francés François Vatel, y en el que se exhiben fiestas que duran tres días y tres noches. El propio Vatel concebía las fiestas por temas, con menúes muy elaborados y puestas en escena grandiosas. Langostinos, vieiras, ostras, caviar de esturión, escargots, foie-gras, langostas, pulpos y trufas périgord fueron algunas de las delicias del cuidado menú, pensado especialmente para que Chandon se luciera.

El ballet del Colón realizó una presentación exquisita.

A las doce en punto la música bajó su volumen para dar inicio al gran show musical. Veinte bailarines del teatro Colón y del teatro San Martín, vestidos con trajes de la época, se abrieron paso entre los invitados al paso del minué, para luego subir al escenario y terminar en un recorrido musical en el tiempo con música electrónica al estilo video clip. Fueron ocho minutos a puro baile, que contagiaron a los invitados, que no se resistieron a la invitación de los bailarines para sumarse a la pista. Así, hombres y mujeres vestidos con trajes de época bailaron con los invitados vestidos de gala, sobre el dance floor, dando inicio la fiesta que duró hasta las tres de la madrugada.

Leo Sbaraglia y su mujer, la artista plástica Lupe Marín, Araceli González, Maru Botana, Esmeralda Mitre, Martín Seefeld, Iván de Pineda, Analia Mairona, Dolores Barreiro, Lara Bernasconi, Nacho Viale, Flavia Palmiero, Karina Mazzocco, Laurencio Adot, Carlos Di Domenico, Pancho Dotto, Luz Cipriota, Jimena Butti, Marina Achaval, Ricardo Piñeyro, Vicky Fariña y Pappo Roca, Martin Barrantes y los deportistas Lisandro Arbizu y la familia Pieres, fueron sólo algunos de los invitados que dijeron presente en la lujosa celebración. 

Elegí a la mejor vestida

MDZ Sociales hizo una selección con las que, a criterio nuestro, fueron las mejores vestidas de la gala. Vos... ¿a quién elegís?

Maru Botana, Analía Maiorana y Dolores Barreiro.

Flavia Palmiero, Jimena Butigliengo, Karina Rabolini, Teresita Garbesi y Araceli González.

 

 
 
 
En Imágenes