Deportes

Exhibición de los Lakers en jornada dominguera

Otro domingo más, que el calendario de la NBA, permitió a los Lakers de Los Ángeles disfrutar de un final de semana "tranquilo" al recibir en su campo del Staples Center a los Warriors de Golden State con los que adelantaron el entrenamiento del lunes, mientras lograban un triunfo cómodo. Más difícil lo tuvieron los Hornets de Nueva Orleans en su visita al Arco Arena de Sacramento para enfrentarse a los Kings, donde a ambos equipos se les olvidó como se juega al ataque y ganó el que al final anotó los puntos decisivos.

Lo mismo que sucedió en el Air Canada Centre, de Toronto, con el equipo local de los Raptors que vinieron de atrás en los últimos segundos para remontar un marcador adverso y ganar los Celtics de Boston, que jugaron sin su base titular Rajon Rondo, lesionado.

Los Lakers se convirtieron en el primer equipo de la NBA que llegaron al duodécimo triunfo en lo que va de temporada después de ganar por 117-89 a los Warriors

El ala-pívot español Pau Gasol con 28 puntos (10-10, 0-0, 8-8), nueve rebotes, cinco asistencias y cuatro tapones, fue el líder "perfecto" en el ataque de los Lakers, que en la primera parte ya tenían una ventaja de 30 puntos.

Mientras que el escolta Kobe Bryant aportó 20 puntos, sin que esta vez le pudiese quitar el protagonismo a Gasol, que se convirtió en el tercer jugador en la historia de la NBA en estar perfecto en todos los tiros que hizo a canasta.

Los otros dos son el ex alero Charles Barkley, que lo logró hace 22 temporadas, y su propio compañero, el escolta Matt Barnes, que el pasado jueves también estuvo perfecto con siete triples.

La marcha ganadora de los Hornets continúo después que los aleros David West y Trevor Ariza se combinaron para 17 y 16 puntos, respectivamente, que permitieron a su equipo ganar 71-75 ante los Kings de Sacramento.

La victoria, tercera consecutiva, fue la undécima en lo que va de la nueva temporada para dejarlos con marca de 11-1, la mejor de la Conferencia Oeste y de la liga, empatados con los Spurs de San Antonio, como líderes de la División Suroeste.

El escolta italiano Marco Belinelli aportó 12 puntos y el base Chris Paul se quedó con sólo nueve puntos (2-12, 0-3, 5-5), su peor anotación de la temporada, pero repartió 14 asistencias para ser de nuevo decisivo en el triunfo de los Hornets, que también tuvieron el apoyo bajo los aros del pívot Emeka Okafor al capturar 12 rebotes.

A pesar del triunfo, los Hornets dieron una pobre imagen con su juego de ataque al conseguir sólo un 33 por ciento de acierto en los tiros de campo y en los triples, aunque desde la línea de personal tuvieron el 94 (15-16).

El pívot italiano Andrea Bargnani volvió a ser el líder encestador y el ala-pívot reservas Amir Johnson anotó dos puntos con 0:2 segundos para concluir el tiempo reglamentario que permitieron a los Raptors ganar por 102-101 a los Celtics.

Bargnani anotó 29 puntos para encabezar el ataque balanceado de los Raptors que tuvieron a cinco jugadores con dobles figuras, incluido Johnson, que iba a ser el héroe del partido para el equipo de Toronto, al aportar 17 tantos y conseguir la tercera victoria consecutiva por primera vez en lo que va de temporada.

Los Celtics se habían puesto con la ventaja parcial de 100-101 y 18 segundos para concluir el partido y la posesión de balón, pero surgió el escolta brasileño Leandro Barbosa para robar el balón al veterano Ray Allen y permitir a Johnson decidir el triunfo.

Los Raptors iban a conseguir 30 puntos de los 39 tiros que hicieron de personal por 28 de 38 de los Celtics, que llegaron a tener hasta 13 tantos de ventaja y el equipo de Toronto también estuvo 12 arriba en el marcador.


Los Celtics (9-4), que perdieron por primera vez dos partidos consecutivos, sintieron demasiado su ausencia de Rondo y aunque el base Nate Robinson, que lo sustituyó, fue el máximo encestador del equipo con 22 puntos, no hizo la misma labor en la dirección del juego al repartir sólo dos asistencias.

La eficacia encestadora del escolta Richard Hamilton y del alero dominicano Charlie Villanueva fue la clave que permitió a los Pistons de Detroit ganar en la prórroga por 115-110 a los Wizards de Washington.

Hamilton anotó 27 puntos, incluidos 12 en el tiempo de prórroga, para romper la igualdad en el marcador y asegurar el triunfo de los Pistons, en duelo de equipos perdedores de la Conferencia Este.

Después de haber concluido el tiempo reglamentario con un empate a 102-102, Hamilton hizo recordar viejos tiempos de su mejor toque de muñeca para anotar todos los puntos menos uno de los 13 que lograron los Pistons en la prórroga.

Villanueva, que salió como reserva se iba a convertir en el sexto jugador y también factor ganador para los Pistons después de disputar 37 minutos y aportar un doble-doble de 25 puntos y 11 rebotes, para ser el segundo máximo encestador de su equipo.

Los Wizards (4-8), que volvieron a jugar sin el base novato John Wall, aunque ya había sido dado de alta por los médicos tras recuperarse de una torcedura del pie izquierdo, tuvieron al pívot JaVale McGee de líder con un doble-doble de 20 puntos y 16 rebotes.

Mientras que el escolta Gilbert Arenas, que siguió de titular, aportó también otro doble-doble de 19 puntos y 16 asistencias, su mejor marca como profesional en ese apartado.
En Imágenes