Deportes

Video: Luis Suárez, entre Drácula y Mike Tyson

Después de la polémica que levantó, la manó salvadora de Luis Suárez frente a Ghana en el Mundial de Sudáfrica, el uruguayo parece que ha decidido tomar otro camino para expresar sus emociones en la cancha. Ahora se ha dedicado a morder a sus rivales.

En el clásico de la fecha de la Eridivisie entre el Ajax y el PSV, que a propósito fue aburridísimo y terminó igualado a ceros, Suárez se enfrentó a Otman Bakkal por una calentura producto de la expulsión del jugador del Ajax, Rasmus Lindren, por una falta a Ibrahim Afellay.

El goleador charrúa, a milímetros de Bakkal, no se lo pensó dos veces y le clavó sus colmillos en el cuello a su rival.

Suárez no empujó o pateó a Bakkal, simplemente lo mordió como si fuera Drácula.
Lo curioso del caso es que ninguno de los jueces lo vieron y Suárez terminó el partido sin recibir siquiera una amarilla.

Al término del encuentro, Suárez y Bakkal dialogaron de manera amistosa y el altercado no pasó a mayores.

Opiniones (0)
29 de Mayo de 2017|02:47
1
ERROR
29 de Mayo de 2017|02:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Las mejores fotos de viajes de National Geographic 2017
    25 de Mayo de 2017
    Las mejores fotos de viajes de National Geographic 2017