Deportes

Para Borghi su gran fracaso fue no encontrar una línea de juego

Claudio Borghi, ex entrenador de Boca, admitió que "el gran fracaso" de su gestión al frente del plantel fue "no haber encontrado una línea de juego" y después reconoció que esa situación lo llevó a renunciar.

En declaraciones a Radio Del Plata, el entrenador campeón con Argentinos en el Clausura 2010 sostuvo que eso llevó “a la determinación de no continuar”.

Además, alegó que “había un caldo muy espeso contra mí. Hablo del clima exterior. Había demasiadas noticias para aclarar sin que se produzcan”.

Luego, consultado sobre el cruce que tuvo con un periodista en la conferencia de prensa de ayer, cuando se oficializó su salida de Boca, Borghi manifestó su arrepentimiento por haberle “deseado un mal de salud. No suelo hacerlo pero publicó una mentira muy grande”.

Luego, volvió sobre las explicaciones sobre su renuncia y contó que del partido ante River "esperábamos que fuese diferente, no digo ganar 8 a 0, pero un estilo de juego y una garra. No me gustó nada cómo se jugó".

"Boca está en una transición importante desde hace algún tiempo y ninguno de los dt que pasaron tuvo la oportunidad de sacar conclusiones para ver qué hay que hacer", analizó Borghi al ser consultado sobre el mal momento del equipo.

Por otra parte, negó que le hayan pedido "cortarle la cabeza" a algún jugador y sostuvo que tanto Martín Palermo como Juan Román Riquelme "fueron profesionales al 100 por ciento".

"Uno cree que Palermo y Riquelme se insultaban todo el día y ocurre todo lo contrario", añadió al tiempo que sostuvo que "nunca hubo indisciplina".

Por último, se mostró agradecido con los dirigentes y con el club ya que "me dieron todo lo que necesitaba, tanto en lo económico como en lo humano".
En Imágenes