Se tuvo que importar electricidad de Brasil para evitar más cortes

Después de las tres de la tarde, se trajeron hasta 300 MW porque la generación estaba al límite. Volvieron los cortes en Capital, el norte del GBA, Chaco, Corrientes y Formosa.

Un segundo día con sensación térmica por encima de los 40 grados en Buenos Aires, que arrancó con una mañana con cortes de luz en varias zonas de Capital Federal y el norte del GBA, obligó al Gobierno a importar hasta 300 megavatios de Brasil a eso de las cuatro de la tarde cuando el sistema nacional marcaba su primer pico máximo de consumo y la generación llegaba al límite de suministro.

Esta preocupación llevó a la dupla a cargo de la energía (el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y Roberto Baratta, subsecretario de Control y Gestión del Ministerio de Planificación) a convocar a una reunión a los generadores y distribuidores para ver cuál es su situación en vista de los dos días difíciles en términos energéticos y climáticos que quedan por delante. Recién con la lluvia del jueves vendría un poco de alivio para los usuarios, el sistema eléctrico y las autoridades energéticas.

La mañana no arrancó fácil para el Gobierno. Desde temprano, comenzaron los cortes de luz a hogares en San Isidro, Olivos, Belgrano, Caballito, Floresta, Remedios de Escalada, entre otros barrios. Todos se resolvieron relativamente rápido, pero fue un alerta de lo iba a ser una segunda jornada muy caliente. El consumo en la Costa Atlántica, donde veranea gran parte del país, seguía alto.

En tanto, el cambio en el huso horario, más allá del ahorro energético que pueda generar, le sumó un problema al Gobierno a la hora de la siesta. Ahora, entre las 15 y las 17 se produce un primer pico de consumo eléctrico. Ayer, a las 16 la demanda nacional marcó 17.727 megavatios.

Ese nivel resultó muy cercano a los 18.000 MW que es considerado clave, ya que marca un límite a partir del cual el sistema energético ingresa en situación de riesgo.

La segunda señal la tuvo el Gobierno a las 15.47, cuando otra vez un bajón de tensión por sobrecarga de demanda provocó por segundo día consecutivo cortes en Chaco, Formosa, Corrientes y Entre Ríos. Se empezaron a reponer pero a las 16.19 se produjo otro colapso de tensión con más cortes.

Sin solución a mano, y con el temor de un corte más generalizado, el Gobierno decidió volver a importar electricidad desde Brasil.

Se trajeron hasta 300 megavatios de potencia, en la primera vez que se toma esta medida en el verano, luego de que se hiciera durante gran parte del invierno.

Por ello, empresas y funcionarios del área energética procuraron coordinar acciones tendientes a sostener el suministro dentro de “la normalidad posible”, refirieron fuentes empresarias.

Mientras que en general se cuenta con buen aporte hidroeléctrico y nuclear, a nivel de generación térmica se espera que en los próximos días reingresen a servicio algunas máquinas de las centrales Dock Sud y Costanera, en reparación.

Al final de la tarde, Moreno y Baratta convocaron a una reunión a los representantes de las empresas de generación y distribución eléctrica para saber de manera directa cuál es la situación de las maquinarias y la disponibilidad para los próximos días. No se descartaba “algún ajuste de clavijas”, como dijo un informante, para que no falte la electricidad a los usuarios.

Para alivio de muchos, la aparición de algunas nubes y leves brisas hicieron bajar un poco la temperatura y hacer desaparecer la posibilidad de un récord de consumo para después de las 22. Cammesa, el ente que monitorea el mercado mayorista eléctrico, en un informe de la tarde había estimado un máximo de demanda de 18.200 megavatios de potencia. A eso de las 22.30, el consumo rondaba los 17.800 megavatios, más o menos en el mismo nivel de la tarde y de la noche anterior.

El gran desafío se plantea para hoy y mañana, con máximas de temperatura otra vez en torno a los 37 grados en Capital Federal y alrededores. Se estima que si desde el Gobierno se vuelve a pedir una reducción en el consumo a algunas industrias, tal como se hizo ayer, el sistema pueda pasar estos dos días, hasta que llegue la lluvia salvadora en la tarde–noche del jueves, como está pronosticada. El gran interrogante es qué puede pasar ante un marzo cálido y con toda la actividad a pleno u otro invierno gélido como el que se registró en 2007.

Fuente Cronista
Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 07:40
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 07:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia