Mendoza: placer y distensión de la mano de los buenos vinos

Invitados por Bodegas Familia Zuccardi, un grupo de periodistas mendocinos almorzó en Tupungato Divino, un restaurante y posada en medio de viñedos.

Hacer turismo por el lugar de origen resulta, muchas veces, algo muy placentero. Y realizarlo en compañía de quienes conocen la zona y con una excelente recomendación, es un acierto y seguramente el disfrute sea absoluto.

Invitados por Bodegas Familia Zuccardi, un grupo de periodistas locales visitó Tupungato Divino, un restaurante y posada enclavados en medio de extensos viñedos del Valle de Uco. Allí, esperaban la llegada de los visitantes Pablo Cerutti y Sergio Viegas, los emprendedores del proyecto.

Parte del paisaje y las atracciones, entre otras, una pileta.

A Pablo y Sergio no sólo los une esta sociedad, sino también una amistad que data de los años de su secundaria y las mismas ansias de instalarse con sus familias en un lugar como el que encontraron, diferente al contexto y estilo de vida que llevaban en Capital Federal.

Luego de un recorrido por todo el lugar y sus instalaciones llegó la hora del almuerzo. Alambrado fue el vino estrella que se descorchó durante la reunión. Fue Leandro Valdivieso, sommelier de la bodega, quien guió a los comensales para su degustación. Entre vinos y brindis surgieron las charlas; variadas, entretenidas y con algunas anécdotas de los propietarios, que resultaron interesantes.  

Pero antes, un video que muestra el lugar y sus paisajes:



Mientras Leandro servía el vino, Pablo -con gran orgullo- comentó que ellos también tenían su propio vino. "Hicimos nuestros primeros 80 litros. 'Tiemblan las bodegas vecinas!' Los viñedos son propios, 100% Syrah y sin ningún agregado. Algunos importantes conocedores en la materia hasta nos recomendaron ponerlo en barrica".

Entre las historias que guardan sobre los huéspedes que han recibido, Sergio recordó un matrimonio de Washington que trabajaba en el Pentágono. "El era responsable de hipótesis de conflicto en Omán y Yemen y ella trabajaba con Irak. No hizo falta que le contáramos nuestra historia. Creo que ya la conocían…".

Historias, un montón. Uno puede pasarse horas escuchando sus recuerdos acumulados en tan poco tiempo. Más si esos relatos están en compañía de un buen menú y una copa de vino tinto, como ocurrió en esa oportunidad.

Pablo Cerutti, Leandro Valdivieso -sommelier de Zuccardi- y Sergio Viegas, en el almuerzo.

Hasta una familia griega llegó al lugar para almorzar en Tupungato Divino. Uno de sus acompañantes le comentó que el padre de la familia poseía una de las tres fortunas más importantes de su país. Cuando vieron que junto a ellos entraban al lugar un guía, su escribano, el dueño de la agencia de viajes, su asesor financiero, el chofer y el piloto del avión, Pablo y Sergio pensaron que el vocero estaría diciendo la verdad.

¿Se quedaron con ganas de más anécdotas? No hace falta más que ir, visitar el lugar y compartir un rato junto a Pablo y Sergio -excelentísimos anfitriones- quienes seguramente estarán dispuestos a un brindis y una charla. Asegurarles que Nicolás Alemán y Leandro Valdivieso -de Bodegas Familia Zuccardi- también estarán presentes para que el programa sea incomparable, sería demasiado.

El dato que completa la nota. El regalo para los visitantes, además de una botella de Alambrado Malbec de la bodega, fue la participación en el sorteo por una noche de alojamiento en la posada para dos personas. El premio se quedó en manos de uno de los invitados por MDZ, quien definitivamente no se arrepintió de haber ido al almuerzo.   

Fernando Gabrielli, un galán que no desentonó con el paisaje.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville
14 de Agosto de 2017
EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville