Un país divertido y frágil

Gioconda Belli imagina en su novela "El país de las mujeres" cómo sería el mundo si fuera gobernado sólo por el sexo femenino. Para ello se sirve de la sátira, la parodia y la utopía en un sutil ejercicio de humor político.

El país de las mujeres, de Gioconda Belli. Bogotá, Norma, 2010. 280 páginas.

Entre la sátira política y la parodia filosófica, la novela El país de las mujeres de Gioconda Belli es provocadora desde el título. Porque también es una singular sátira sobre el populismo y el feminismo.

La obra, ganadora del Premio Hispanoamericano La otra orilla, que organiza el Grupo Editorial Norma, recrea en Faguas, un país imaginario pero claramente latinoamericano, la creación, la militancia, la propaganda, el triunfo electoral y el ascenso al poder de un partido singular: el PIE (Partido de Izquierda Erótica) basado en el ideario del “felicismo”, una utopía cruzada por el socialismo y un capitalismo “femenino”.

Sobre esta base, la escritora nicaragüense se sirve del atentado que sufre la sexy y atrevida presidenta Viviana Sansón y el posterior coma profundo en el que cae a causa de una bala, para relatar en dos niveles narrativos la historia de Faguas, la creación y éxito del PIE (que tiene una existencia anterior y extraliteraria durante la época de la revolución sandinista), la erupción del volcán Mitre y sus consecuencias y la pesquisa para encontrar a quien disparó contra la presidenta.

En su coma, Viviana Sansón imagina estar en una gran habitación en la que va encontrando objetos -desde ropa a cosméticos, pasando por sábanas, ositos de peluche y cafeteras-, que la invitan a recordar su pasado. A través de sus recuerdos, y en la “voz” de un narrador omnisciente, conocemos al grupo de mujeres que acompaña a Viviana desde el principio y que luego serían sus ministras y gente de confianza.

Estas mujeres tienen nombres de personajes o heroínas de la historia: Juana de Arco, Eva Salvatierra, Ifigenia, Rebeca, entre otras. Cada una de ella encarna un tipo femenino: la profesional exitosa, el ama de casa y madre, la lesbiana, la violada, la feminista, la ideóloga, la super eficiente super adaptada, la exiliada que regresa, la “volada”.

Este grupo se consolida en torno de la candidata Sansón y trabaja juntoa ella para lograr un deseo: “Llegar adonde nadie ha llegado antes”, una de las frases célebres de Viaje a las estrellas (también podría haber sido “Al infinito y más allá”, de Toy Story); este lema se convertirá en uno de los motores vitales e ideológicos que animará a la militantes del PIE.

En su manifiesto prometen “limpiar este país, barrerlo, lampacearlo, sacudirlo y lavarle el lodo hasta que brille en todo su esplendor. Prometemos dejarlo reluciente y oloroso a ropa planchada”. “Declaramos que nuestra  ideología es el ´felicismo´: tratar de que todos seamos felices, que vivamos dignamente, con irrestricta libertad para desarrollar todo nuestro potencial humano y creador y sin que el Estado nos restrinja nuestro derecho a pensar, decir y criticar lo que nos parezca”.

Y en efecto, las chicas del Partido de la Izquierda Erótica llegan al poder pero gracias a un fenómeno de la naturaleza: la erupción del volcán Mitre produjo disminuyó los niveles de testosterona en todos los hombres de Faguas convirtiéndolos en seres pasivos, sumisos y prolijamente obedientes, con cero capacidad opositora, argumentativa o batallante. Gracias a este imprevisto accidente, inteligentemente usado por las mujeres, y la masiva adhesión de las mujeres de Faguas al aguerrido programa del PIE, el partido ganó las elecciones con victoria aplastante.

Entre sus acciones de gobierno destacan el despido de todos los hombres de la administración pública con la obligación de compartir las obligaciones familiares, como cocinar, atender a los niños y lavar la ropa; el emplear solamente a mujeres en todos los puestos del Estado; el desmantelamiento del ejército; el crear guarderías en los lugares de trabajo para que las mujeres puedan estar cerca de sus hijos cuando lo deseen; la creación de la categoría de “votantes calificados”; la creación del Ministerio de Libertades Irrestrictas; la liberación del pago de agua en los barrios que mantengan limpios a través del trabajo de los cuidadanos y cuidadanas (términos usados como sinónimos de ciudadanos y ciudadanas); la autoeducación de los niños, la educación y capacitación de hombres y mujeres en escuelas libres de acuerdo a un “menú de aprendizaje” personalizado.

En El país de las mujeres destacan tres personajes masculinos: José de la Aritmética (una humorada que alude a José de Arimatea) quien es el testigo clave del atentado a la presidenta y quien finalmente descubrirá al responsable; Emiliano Montero, ex presidente de Faguas, que con la testosterona baja y todo es quien urde el complot del magnicidio; y Emir, el amoroso amante de Viviana.

Gioconda Belli imagina en su novela cómo sería el mundo si fuera gobernado sólo por mujeres y para eso se sirve de la sátira, la parodia y la utopía en un ejercicio de humor político sutil.

Hasta ahí, todo bien. El problema de El país de las mujeres es que, como texto literario, tiene un espesor muy delgado. Es liviano, de dieta, esforzado, con numerosos momentos en que las herramientas discursivas de las que la autora se sirve para plantear un hecho inverosímil –estructurantes y fundantes de la narración- no están a la altura de otras obras de la también poeta nicaragüense. Dicho en otras palabras de mujeres, se le nota el "zurcido".

El país de las mujeres, más allá del taquillero acierto del título, del planteo desenfadado de un tema provocador y de las buenas ideas de fondo que transmite, divierte y entretiene sin dejar mayores huellas.

Para aquel lector que tenga una experiencia de lectura importante, esta novela, como tal, es olvidable. Tal vez el gran acierto literario de Belli en esta apuesta hubiera sido volcar las mismas dosis de humor y la misma intención satírica y paródica en un contundente ensayo.

Patricia Rodón

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:41
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes