Deportes

Castromán aseguró que siempre quiso jugar en Boca

"Hoy estoy en el equipo con el que siempre soñé, desde que era chico", afirmó Castromán, quien hoy inició los entrenamientos en el predio de Casa Amarilla.

El delantero Lucas Castromán aseguró hoy que siempre quiso jugar en Boca, elogió a sus nuevos compañeros y dio por superados tanto sus inconvenientes para llegar a esta institución como el conflicto que tuvo en el pasado con el volante Leandro Gracián.

"Hoy estoy en el equipo con el que siempre soñé, desde que era chico", afirmó Castromán, quien hoy inició los entrenamientos en el predio de Casa Amarilla.

Comentó que no se siente "atado" a ningún puesto y puntualizó que está dispuesto a jugar "algunos partidos como delantero y otros como volante", pero que ingresará a Boca "para ayudar en un gran plantel".

"Boca no tiene un equipo sino que tiene hasta dos o tres equipos y todos los jugadores son de primer nivel y hay que hacer lo mejor para conseguir los objetivos de este club, que es pelear todos los torneos", señaló.

Expresó que fue "bien" recibido por los integrantes del plantel aunque tuvo contactos solo para "saludar" ya que los otros jugadores hicieron una revisión médica mientras que él trotó bien temprano en la cancha principal de Casa Amarilla, a partir del "permiso" que le otorgó América.

"Cuando me dijeron de venir a Boca no lo dudé porque sin menospreciar a ningún club, y menos aún a Vélez que me dio todo en su momento, Boca es Boca", señaló.

También parafraseó a Juan Román Riquelme cuando afirmó: "Todos vamos a tener que matarnos para ganarnos el puesto".

"Esto da sorpresa, sí y no. Porque uno siempre espera que lo llamen de su país. Uno pensaba que podía ser antes la llamada de Boca y estábamos hablando con la gente de Inglaterra", expresó.

En declaraciones a la prensa, sostuvo que se decidió por el equipo argentino "por muchos aspectos. Menos el económico. Incluso a los jugadores. A muchos de haber jugado o de haber estado en la selección. No tuve la posibilidad de haber jugado en contra de todos", añadió.

Y se explayó: "Después, todo depende de cómo caiga dentro del plantel. Cuando jugamos en contra nos peleamos, nos `puteamos`.

Hay agarrones. Uno puede ser más o menos asqueroso dentro de la cancha".

"Pero después no puede opinar de nadie porque no lo conoce en profundidad", se sinceró.

Comentó también que su encuentro con Gracián "fue bárbaro" ya que si bien admitió que en un momento existió una pelea entre ambos, fue "simplemente y puntualmente por temas futbolísticos".

"Se había ido a México. Vino a entrenarse a Vélez y tuvimos un saludito y nada más. Pero son cosas que pasan. Uno anda a 2000 y no lo puede evitar. Trascendió más allá de lo que debía", reflexionó.

Finalmente, Castromán dio más explicaciones de su vuelta a la Argentina: "Puse adelante a la familia y vine aquí. Había una autorización para negociar con Birmingham. Un papel que estaba en inglés. Era una traba pero simplemente eso. Cuando uno hace las cosas bien tiene que estar tranquilo y ahora todo es cosa del pasado".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|15:07
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|15:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016