Deportes

La interna de Boca dejaría a Borghi fuera del equipo a fin de temporada

Más allá de los malos resultados y el desgaste, el Bichi no llegaría a fin de campeonato porque no puede lidiar con el clima interno. El diario Crónica indicó que la gota que rebasó el vaso fue la presencia de Román y su grupo en el Autódromo, el viernes pasado.

River busca DT y se topa con la negativa de Américo Gallego, pero en Boca todo dista de estar tranquilo. Aunque lo nieguen, el grupo está contaminado y el más mínimo detalles genera resquemor y malestar. Con la interna –interminable- de Juan Román Riquelme y Martín Palermo como bandera, el clima interno en el Xeneize es malo y eso sería el motivo más pesado por el cual Claudio Borghi se iría del club, de un momento a otro.

La gota que rebasó el vaso de la paciencia del Bichi fue, según indica el diario Crónica, que Román y parte de su grupo, es decir, Javi García, Matías Giménez, Lucas Viatri, estuvieron en el autódromo Oscar Gálvez el pasado día viernes. Eso molestó al Bichi y él mismo lo hizo saber en declaraciones radiales.

“En realidad dije que no hay problema con que vayan y vengan, la cagada fue que se subieron a los autos”, graficó el Bichi en declaraciones a La Red. Además, reconoció que “A veces hay jugadores que piden permiso para salir por problemas personales, y no se los dan”, tiró.

¿Tomó partido en la interna Palermo-Riquelme? No, pero nadie asegura en Boca que sus dichos no sean vistos de esa manera. Incluso, el Bichi preguntó en los pasados días si el hecho que él llegara tarde a los asados le molestaba al plantel. Sí, es real.
También es real que Borghi sufre en carne propia esa interna a l

a hora de armar el equipo. El sabe que Lucas Viatri y Martín Palermo no deberían jugar más juntos, en función del equipo, pero sacar al Titán o a Lucas es tomar partido en la interna, porque el Buitre es uno de los mimados de Riquelme, grupo que también integran Jesús Méndez y Clemente.

Por eso el Bichi no saca a ninguno y sí, en cambio, saca a Giménez. Y ojo, porque hasta el ex Tigre se le enoja. Claro, Borghi estaba en el palco y no en el banco, por eso, cuando terminó el juego, preguntó si eso era verdad.

Está cansado, exhausto del Mundo Boca. De ser centro de todas las miradas, para bien o para mal y de esa bendita interna. Por eso, baja línea: “el partido del martes será determinante”. ¿Traducido? Si pierde se irá. Ojo, se descarta una renuncia en pleno Monumental, pero si días o más tarde o después del siguiente juego, ante Arsenal.

¿Y si le gana a River? Quizás encuentre paz de la boca para afuera, pero el clima interno es inmanejable, al menos para alguien como el Bichi, sencillo y de perfil bajo. El divismo que existe en el plantel lo cansó. A tal punto que incluso alguien, que vive muy de cerca el día a día a de Boca, llegó a decir “ojo, porque si gana también se va”.

A nadie le molestaría: la relación entre el Bichi y los jugadores pende de un hilo, por no decir que está rota y la gran mayoría de los dirigentes Xeneizes lo quiere fuera del club. Crónica da cuenta que el día lunes un par de jugadores de “peso” del plantel le pidieron a Jorge Amor Ameal, directamente, que se vaya por profundas diferencias con él y porque nadie está convencido que su planteo táctico sea el indicado. Lo mismo habría hecho un grupo de “segunda línea” con un integrante del departamento de fútbol. ¿Beraldi?

Incluso, ayer a la mañana, alguien le había deslizado a DiarioShow.com. “Se va hoy –por ayer- o lo bajan los jugadores. Pero se va”. Ayer pasó y el Bichi sigue, eso sí, cada vez más tambaleante y hastiado. ¿Modificará algo del escenario la suerte ante River? Para peor, seguro, para mejor, difícil.

Opiniones (1)
10 de Diciembre de 2016|23:10
2
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. y nadie tiene los h..,m para decirlo, por qu todos viven del, el mismo ejemplo que
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic