Se vienen el fin de la guerra de formatos DVD

La guerra entre los formatos para los DVDs de alta definición parece haber llegado a su fin. O eso es lo que opinan muchos analistas tras conocerse la decisión de la compañía Warner Brothers de apostar por el formato Blue-ray de Sony en detrimento del formato HD DVD de Toshiba.

Éste se considera el más reciente acontecimiento de lo que ha sido una dura batalla entre los grandes de la industria de la electrónica. Tanto Blu-ray como HD DVD son formatos de disco óptico de nueva generación para video de alta definición, que ofrecen el almacenamiento de datos de alta densidad.
Compañías como Sony, Panasonic o Samsung han apostado por el sistema Blue-ray, mientras que tras el formato HD DVD están Toshiba, Microsoft e Intel.
La decisión de Warner de editar sus películas en Blue-ray significa que cerca del 70% de las películas estarán disponibles únicamente en ese formato. De los siete grandes estudios de Hollywood, tan sólo dos, Universal y Paramount, siguen utilizando el sistema HD DVD. Algunos expertos de la industria consideran que la decisión de Warner supone un punto de inflexión que hará de Blu-ray el sistema del futuro.

Confusión

El pasado mes de junio, la compañía de alquiler de películas Blockbuster anunció que ofrecerá los DVDs de alta definición únicamente en formato Blu-ray, en los 1.450 establecimientos que posee en Estados Unidos.
El grupo de compañías detrás del sistema HD DVD, liderado por Toshiba y Microsoft, todavía no ha reconocido la derrota, aunque pareciera haberse sumido en la confusión.

Durante el fin de semana cancelaron varios eventos de prensa en la Feria de Electrónica de Consumo de Las Vegas, EE.UU.
La mayor parte de los analistas considera que si se llega a un acuerdo sobre el uso de un único formato el negocio se beneficiará.
Los consumidores han mostrado reparos a la hora de comprometerse con uno de los sistemas, mientras seguía sin saberse cual sería el formato estándar que utilizaría la industria. Como resultado, las ventas se han resentido y los precios han permanecido elevados. Si más consumidores estuviesen dispuestos a comprar, la industria podría aumentar la producción, y los precios seguramente bajarían.
Ello, por supuesto, sería bueno para los consumidores, y la industria podría aprovecharse finalmente de una fuente de ingresos más que necesaria.

 

 

 

 

 

Fuente BBC Mundo

Opiniones (0)
25 de noviembre de 2017 | 02:58
1
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 02:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia