Todavía faltan detalles para definir el cambio de bombitas

Planificación aún no hizo la compra pero se lanza el programa en Tigre.
Negocian con las marcas más confiables para evitar un efecto búmeran de los usuarios .
Rubén Amarilla, gerente de marketing de Osram, dijo que todavía no se sabe a qué compañía el gobierno comprará unas cinco millones de bombillas ni la cantidad de fondos que destinará para ello.

El tan anunciado plan para cambiar bombitas normales por otras de bajo consumo se confirmó que por ahora será “piloto”, ya que aún faltan detalles sobre su organización. Todavía el Gobierno no decidió a qué empresas les hará el pedido aunque apunta a las cuatro más confiables: Philips, General Electric, Osram y Sylvania. De todas maneras, el show político mediático ya está listo para el viernes, en Tigre.

Rubén Amarilla, gerente de marketing de Osram, dijo ayer que todavía no se sabe a qué compañía el gobierno comprará unas cinco millones de bombillas ni la cantidad de fondos que destinará para ello. El ejecutivo, en diálogo con radio América, indicó que autoridades del Gobierno están “negociando” esa compra con las cámaras que agrupan a los fabricantes de lamparitas.

“Esperamos que elijan una empresa nacional”, afirmó Amarilla, quien indicó que en algunos municipios ya se inició el plan piloto, donde la cantidad de bombitas a distribuir es mucho menor que en las áreas metropolitanas. En principio se entregarían dos lamparitas de bajo consumo por hogar a cambio de dos incandescentes, para que se instalen en las áreas de mayor uso, como la cocina o el living, dijo Amarilla, quien señaló que con el intercambio de los elementos, se logra un ahorro del 80% de la energía utilizada con las luminarias convencionales.

La preocupación en el Gobierno pasa por no dar un paso falso. Si el uso de las bombitas de bajo consumo no se traduce en ahorro energético, ya sea por la distribución gratuita o compra de una mala marca o por el mal manejo de ellas, el efecto búmeran puede ser muy doloroso.

Lo que se sabe hasta ahora es que las lámparas serán compradas por las distribuidoras a través de Adeera –la asociación que las congrega– con la auditoría de la UTN, y luego serán pagadas por el Estado.

En cuanto al operativo próximo a iniciar se detalló que:

Será voluntario y gratuito para el usuario.

Personal de las compañías debidamente identificados entregarán dos lámparas de bajo consumo y retirarán dos lámparas incandescentes por domicilio.

El usuario recibirá además un folleto con recomendaciones sobre uso racional de la electricidad.

El cliente deberá firmar un recibo por la entrega de las lámparas.

Las entregas serán organizadas en horarios específicos,de acuerdo con las características habituales de cada provincia.

Desde el punto de vista técnico, se explicó que una lamparita de 15 watts de bajo consumo tiene la misma luminosidad que una de 75 watts tradicional, por lo que por cada cambio se ahorrarán 60 watts, lo que implica un total estimado de 300 megavatios respecto del consumo actual.

Fuente Cronista
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 23:42
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 23:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'