Deportes

El campeonato del mundo se decide en Abu Dabi

Tal y como el español Fernando Alonso (Ferrari) había previsto al llegar a Barsil, el Campeonato del mundo de pilotos de F1 2010 se resolverá en la decimonovena y última carrera, el GP de Abu Dabi, el domingo que viene.

Alonso llegó al circuito Jose Carlos Pace de Sao Paulo con la oportunidad de dejar sentenciado el certamen antes del capítulo final. Pero él mismo dejó claro que dada la superioridad de los bólidos del equipo Red Bull Racing -que se domingo se garantizó el Mundial de Constructores- el título tendría que esperar.

Su objetivo primero era tratar de aumentar la ventaja de once puntos que tenía sobre el australiano Mark Webber (Red Bull Renault) y, si no fuera posible, tratar de ceder la menor cantidad posible de puntos.

Su tercer puesto en Interlagos fue lo máximo a lo que pudo aspirar, no sólo porque los Red Bull-Renault se mostraron intratables, con la victoria del alemán Sebastian Vettel y el segundo puesto de Webber (cuarto doblete de su escudería en este ejercicio), sino también porque arrancó desde la quinta plaza y cedió todas sus opciones de plantarles cara al tener que quitarse de en medio al británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), primero, y al inesperado autor de la 'pole', el alemán Nico Hülkenberg (Williams Cosworth), después.

La renta de Alonso sobre Webber se redujo en sólo tres puntos, aunque pudo haber sido peor si los responsables del equipo Red Bull hubieran apostado definitivamente por el australiano, que sigue siendo el mejor colocado para impedir el tercer título del asturiano y redondear una temporada de ensueño con la consecución de los dos campeonatos en juego. Webber podía haber llegado a Abu Dabi a un solo punto de Alonso.

Éste es precisamente uno de los factores que siguen jugando a favor de Fernando Alonso. Red Bull sigue empeñada en dar las mismas oportunidad de pelear por el campeonato a sus dos pilotos, aunque Webber cree que se trata más bien del "obvio" favoritismo de la escudería por Sebastian Vettel.

En Red Bull siguen si establecer una jerarquía y eso puede acabar siendo su principal problema, aunque el domingo por la noche ya hubo matizaciones en el seno del equipo en el sentido de comenzar a aplicarlas cuando el panorama quede ya determinado en las últimas vueltas de la carrera de Abu Dabi.

Así, por primera vez en la historia, cuatro pilotos llegarán con opciones de ser campeones del mundo a la última carrera. Alonso lo hace como líder con 246 puntos, ocho por delante de Webber, 15 de margen sobre Vettel y ya 24 respecto al cuarto en liza, Hamilton, que sabe que sólo le queda esperar un milagro cuando quedan únicamente 25 en juego.

Alonso sigue contando con la ventaja de que no necesita ganar en el circuito Yas Marina, que debutó en el Mundial el año pasado. Si se repite el podio de Interlagos, Alonso será campeón. E incluso si es Vettel el que acaba por delante de Webber, al español le bastaría con una cuarta plaza para proclamarse campeón.

Así que todo se decidirá en la última carrera, el 14 de noviembre, y Alonso sigue apuntado como el gran favorito, ya que es capaz de sacar el máximo partido de un coche, el F10, inferior en prestaciones a los Red Bull de Webber y Vettel.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|23:19
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|23:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016