Julio Le Parc: “Me interesa un artista que es un ciudadano, receptor sensible de su sociedad”

Con gorra a lo dandy y pañuelo azul intenso al cuello, el hombre, dueño de los ojos más transparentes que uno pueda imaginar, captura la atención de quienes pasean por el elegante shopping. La gente se acerca a saludarlo y tomar fotos de la obra. Julio Le Parc, maestro argentino del arte cinético nacido en Mendoza en 1928, mantiene la energía de ese joven que no se cansó de explorar la luz y el movimiento.

Le Parc junto a "Móvil transparente", obra de 1.500 piezas de acrílico.

Hace apenas un día llegó a la Argentina para preparar los últimos detalles de Julio Le Parc, otra mirada , una intervención que ocupa la Plaza de las Artes del Centro Cultual Borges (Viamonte y San Martín), y que se podrá ver desde el 20 de este mes. Es un homenaje a Berni, Castagnino, Spilimbergo, Colmeiro y Urruchúa, muralistas de las Galerías Pacífico que integraron el grupo del Taller de Arte Mural. Se trata de un proyecto que llevó adelante el Borges, con apoyo del Ministerio de Cultura porteño, las galerías Pacífico y producción de Lía Cristal. También integra el homenaje Los muralistas en Galerías Pacífico, una muestra curada por Cristina Rossi, que reúne bocetos, dibujos y grabados que los artistas hicieron como trabajos previos para la realización del majestuoso mural.

Le Parc es un referente mundial del arte cinético. Recibió el título de Commandeur de l’Ordre des Arts y de Lettres, del gobierno de Francia, donde reside desde 1958. En 1960 fundó en París el Grupo de Investigación de Arte Visual (GRAV), en el que realizó experiencias innovadoras con el color, los efectos de la luz, el movimiento y, sobre todo, la participación del espectador, sacando el arte de los museos. En 1966, ganó el primer premio de la Bienal de Venecia. Durante el Mayo Francés fue expulsado de Francia por cinco meses. Y no hay que olvidar las pinturas que hizo junto a otros artistas latinoamericanos denunciando la dictadura de Pinochet.

Le Parc nota que el aire que entra por las aberturas mueve demasiado una serie de acrílicos del deslumbrante “Móvil transparente”, compuesto por 1561 piezas de acrílico (de 20 cm. de lado cada una), que cuelgan del techo de la Plaza de las Artes. Una verdadera cascada de cristales de 6 metros de alto que se mueven y reflejan las luces sutilmente. Ahí nomás, diseña un sistema para evitar que el viento las mueva demasiado.

La instalación se completará con “Traslación”, una caja cinética (ligada a las que hizo en los 60), ubicada bajo el móvil, que incluirá imágenes de los murales, fragmentadas y en movimiento.

Para Le Parc el mural es también parte de su historia: “Lo pintaron cuando tenía 17 años. Recuerdo que con mis compañeros de la Escuela Preparatoria veníamos a curiosear, a tratar de ver algo de lo que estaban haciendo”.

¿Qué es lo que le sigue atrayendo de estos artistas? Estaban comprometidos con su tiempo, con los problemas de la clase obrera y las transformaciones sociales. Eso se ve en la temática de los murales. Me interesa un artista que es un ciudadano, un contemporáneo de la sociedad en la que vive, y un receptor sensible de sus problemas.

¿Qué recuerda del taller que compartió con Berni en París? Me ofrecieron un taller que no podía comprar solo y le propuse hacerlo a medias. La relación fue siempre muy armoniosa y de mucho respeto.

Seguí leyendo esta nota desde aquí.

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|11:51
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|11:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic