Guía práctica para motivar al personal durante el verano

Más de 30º C de temperatura y días largos atentan contra las ganas de ir a trabajar. Para que sus empleados puedan sobrellevar mejor enero y febrero en la oficina, las gerencias de Recursos Humanos comenzaron a ofrecer una serie de beneficios extra.

Motivar a los empleados durante enero y febrero –cuando los días más largos y las altas temperaturas conspiran contra las ganas de trabajar– parece una batalla perdida. Sin embargo, varias compañías implementan programas de beneficios para que su personal sobrelleve mejor el verano en la oficina.

Lo más habitual es acortar la jornada laboral, especialmente los viernes. En Danone, por ejemplo, el último día de la semana trabajan de 8 a 14. En otras empresas, ofrecen a los empleados la opción de trabajar media o una hora más de lunes a jueves para poder retirarse el viernes al mediodía. Otra práctica frecuente es extender el casual friday –la posibilidad de usar ropa informal– a todos los días de la semana. Es el caso de Petrobras donde por dos meses los hombres se liberan del traje y la corbata.

Entre los beneficios más valorados están las vacaciones adicionales: días extras que se suman a lo que le corresponde por ley a cada empleado. En Procter & Gamble, todos cuentan con 21 días de vacaciones desde el primer año de contratación. Mientras que en Danone el incremento de los días adicionales es progresivo. “A partir del tercer año en la empresa todos los empleados tienen una semana de vacaciones adicional”, aseguran.

En el mismo paquete de iniciativas veraniegas también se suele incluir pases a parques o piletas. En Procter & Gamble cerraron un acuerdo con la cadena de gimnasios Sport Club, que cuenta con piletas descubiertas, donde los empleados pagan sólo el 20% del valor de la cuota. En Accenture, las actividades deportivas que organizan para sus 3.200 empleados se incrementan en esta época: además de acuerdos con gimnasios, arman torneos de fútbol de verano para hombres y mujeres, clases de yoga y pilates en las oficinas después del horario de salida y running teams (equipos de corredores). “Estas actividades gustan más en esta época. Son valoradas y esperadas”, destaca Alejandra Ferraro, gerente de RR.HH. del área Enterprise de Accenture.

También para los chicos
En verano, los beneficios también se extienden a la familia. El banco Santander Río ofrece a su personal descuentos en salidas, alojamientos, pasajes y paquetes turísticos en el país y el exterior. “Los empleados pueden consultar más de 400 propuestas con precios diferenciales”, señala Adrián Elstner, gerente del Centro de Empleados de la empresa. “Esto potencia los ingresos del personal y les permite ahorrar tiempo en la organización de sus vacaciones”. También cuentan con una colonia de verano en Ezeiza para los hijos menores de 12 años que viven en Capital y el Gran Buenos Aires. A los empleados del interior les reconocen parte de lo que pagan en colonias particulares.

Otra empresa con colonia de verano propia es Lanxess, una compañía química de origen alemán, que tiene un club en Zárate, cerca de su planta industrial, donde asisten más de 300 chicos entre hijos de empleados y niños de la zona.

Un beneficio especialmente apreciado por los padres son las prácticas de verano para sus hijos. En Unilever tienen un programa dirigido a chicos de entre 18 y 22 años, con estudios en curso, que les permite realizar una pasantía de trabajo en cualquier área de la compañía entre enero y abril. “Se firma un contrato de aprendizaje con fines formativos al cual le corresponde una asignación estímulo. Y se asigna un tutor, que generalmente es el jefe del área”, detallan en la empresa. Empiezan a trabajar el 14 de enero y ya hay más de 40 inscriptos.

Fuente Cronista

Opiniones (2)
18 de agosto de 2017 | 06:14
3
ERROR
18 de agosto de 2017 | 06:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. me imagino plantear esto en alguna empresa de capitales mendocinos. Gracioso no?
    2
  2. La motivación de los empleados debería ser un trabajo de RR.HH todo el año, no sólo cuando hace calor. Cuando las empresas entiendan que tener un empleado motivado cuesta menos que tenerlo desmotivado y trae más beneficios para ambos, no solo para la empresa, todos trabajariamos mejor.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial