Deportes

Futbolista detenido por conducir ebrio y desacato

El volante de Danubio de Uruguay, Jorge García, fue arrestado en un barrio de Montevideo durante un control de alcoholemia, y se constató que tenía un volumen de alcohol en sangre superior al permitido.

El futbolista Jorge García, que juega para el club Danubio de la primera divisional del fútbol uruguayo, fue detenido el domingo por conducir alcoholizado y por desacato a las autoridades, que horas después lo dejaron libre por decisión judicial, informó la policía.

García fue arrestado de mañana en un barrio de Montevideo durante un control de alcoholemia que la policía practica habitualmente, y se constató que tenía un volumen de alcohol en sangre superior al permitido.

Además, en su auto se encontró una bolsa con un polvo blanco con apariencia de cocaína, que según declaró el futbolista era para su consumo personal, informaron autoridades de la comisaría policial 12 de Montevideo en declaraciones telefónicas a The Associated Press.

En el momento de la operación, el jugador intentó resistirse, por lo cual fue arrestado también por desacato.

Después de ser conducido ante la justicia, García fue puesto en libertad, informó la policía.

El futbolista ya tenía el antecedente de un procesamiento sin prisión en el 2006, también por desacato en una operación policial cuando conducía alcoholizado e intentó agredir a un policía.

La posesión de droga, si es para consumo propio y en dosis pequeñas, no está penalizado por la ley uruguaya.

El dirigente del club, Héctor del Campo, dijo al portal digital del diario El País que "es una pena, una batalla más que se está perdiendo contra todos los problemas que tienen los muchachos jóvenes y los muchachos que salen de barrios carenciados (pobres)".

"Danubio le ha dado un montón de oportunidades a Jorge García, pero él no puede escapar del estilo de vida y los amigos que tiene hace muchos años", indicó.

La situación del jugador con el equipo en está en duda.

"Es jugador del club, por lo que nosotros nos vamos a ocupar de él, (pero) fue muy difícil en las últimas reuniones de directiva ponernos de acuerdo de si se le daban más oportunidades, (porque) ha tenido varios episodios de estos", dijo Del Campo y adelantó que "parece muy difícil que pueda continuar en Danubio" después que venza su contrato a finales de año.
En Imágenes