Ajo y vampiros: un mito con algo de realidad

En noche de Halloween los vampiros salen a las calles y el mito popular dice que el ajo los puede detener. La leyenda tiene un base científica y afecta a seres humanos con una condición de salud especial. Entrá y enterate como tiene un origen en la ciencia.

El codo norte del continente, y algunas zonas de Latinoamérica, se preparan para la celebración de Halloween, noche en que los muertos se toman las calles. Entre los visitantes estará seguramente un vampiro, y acá tenés la clave para evitar correr peligro.
Coinciden todas las supersticiones y leyendas al recomendar que una de las formas más comunes de protegerse contra los vampiros es colocarse un verdadero collar de ajos alrededor del cuello, un mito que tiene algo de realidad.
Según la leyenda debido a la extrema sensibilidad de su olfato, este alimento resultaría fatal para el monstruo. También se puede mezclar el alimento con agua y esparcirlo por el suelo que ha de pisar el vampiro.
Aunque se trata de seres proceden que vienen del mundo de la ficción, el mito puede tener una base científica. Existe una enfermedad, la porfiria, cuyos síntomas coinciden con los atribuídos al conde Drácula, ya que impide a quien la padece exponerse al sol por el riesgo de sufrir graves lesiones en la piel. Comer u oler ajo podría agravar la severidad de un ataque de porfiria.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:11
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic