Deportes

Maradona: "Este es el cumpleaños más triste de mi vida"

No puede recuperarse del golpe que significó alejarse de la Selección. Otra vez le pegó a Bilardo y a Batista, defendió a Messi y se mostró dolido por el poco apoyo que recibió de sus ex dirigidos.

Maradona es tan filoso como auténtico. Puede lastimar cuando habla, pero no se calla, se extiende entre la inflexibilidad con el mismo arte con los que desparramaba jugadores en los campos de fútbol. En el día de su cumpleaños, “El Diez” volvió a contraatacar, dijo que no festejará su cumpleaños y dejó mucha tela para cortar.

En una nota exclusiva con el diario deportivo Olé, Maradona se refirió a su presente y, lleno de dolor, manifestó: “Es el cumpleaños más triste de mi vida, el que no quiero festejar. Me insistieron Dalma, Vero, pero no me quebraron. Tengo algo adentro del pecho que no me deja festejar. Yo digo que voy a estar en lo de mi vieja, vendrán a saludar mis hermanos, suegros y mis sobrinos, pero después me vengo para mi casa”.

Esa tristeza, ese espacio vacío se refieren a la Selección, ese adiós que lo marcó a fuego. Una trompada al mentón que aún no pudo asimilar. “Me imaginaba con el buzo. Ya cuando quedamos afuera del Mundial yo empecé mi luto íntimo. Después, que se empiecen a decir un montón de cosas, cuando no me tomé vacaciones en un año y medio, cuando puse plata de mi bolsillo para pagar el viaje de Verónica y algunos asistentes. Grondona le decía a Vero que me acompañe a todos lados porque era mi sostén, pero después cuando venía el sueldo me descontaba los pasajes. Yo luché mucho por los jugadores y lo seguiré haciendo aunque muchos no hayan hablado”, confesó el astro.

Sobre la polémica por el cambio de asistentes, lo que finalmente le costó la salida de la Selección, Maradona contestó: “Yo o no podía dejar en el camino a esa gente. Me hubiera gustado que de la misma manera lo interpretaran los jugadores. Pero tampoco tienen la culpa. Se ve que le dieron un mensaje en la charla que tuvieron con Julio en Irlanda. Del Demichelis que no jugaba porque tenía el tobillo roto al que declaró después del amistoso en Dublín hay una distancia abismal del que habló mano a mano con Maradona. Así como digo eso, Carlitos (Tevez) me pareció una explosión de amor cuando llegó allá y después de hablar con Grondona salió como un gatito”.

Bilardo y Batista, dos blancos que ya son costumbre:

“Bilardo dijo que él me hizo a mí.¡Si nunca me dio una orden! En el ’86 fuimos a jugar contra el Junior de Barranquilla y nos dieron un baile que nos dio vergüenza. Nos tuvimos que volver al DF. Hicimos una reunión entre los jugadores porque no teníamos el equipo y tampoco lo tenía Bilardo. No sabíamos a qué jugábamos. Que Bilardo no mienta. En el ’86 ni entrenábamos, el tipo más importante era el Profe Echeverría, porque Bilardo nos hablaba pero no entendíamos, por eso el profe pasaba por las piezas a traducirnos”, disparó Maradona sobre el actual manager de la Selección.

Sobre el actual interino y futuro entrenador de la Selección, Maradona no tuvo reparos: “Para mí fue un orgullo muy grande haber entrenado a Messi. Conmigo fue feliz, que no quede la menor duda. Yo lo entendí como nadie. Y si “El Checho” dice que ahora Messi es feliz, es porque se disfrazó de Piñon Fijo, porque “El Checho” no puede hacer feliz a nadie”. Durísimo.

El partido con Alemania:

Diego insistió con que el partido estuvo bien planteado y, aunque con poca autocrítica, otra vez ofreció sus razones: “Yo defendí siempre al equipo. No me arrepiento de haber puesto a esos once. Como tampoco de haber entrenado 20 minutos los centros con las marcas que ya sabíamos. Estaban designadas desde el entrenamiento de la tarde anterior. Por eso fue muy duro perder 4-0. El equipo en las prácticas era una máquina”.

Sobre la ausencia de Verón no quiso entrar en polémicas, aunque por primera vez dejó una frase resonante: “Si me demostraba que era el Xavi del equipo jugaba. Pero Pastore le sacaba tres cabezas de ventaja en cada entrenamiento”.
En Imágenes