Deportes

Cappa y Borghi, cada vez con menos oxígeno

A dos semanas del Superclásico, ambos entrenadores saben que su salida puede precipitarse una vez finalizado el encuentro. O bien, lograr tranquilidad en el corto plazo.

Es el partido del torneo, ese que ninguno quiere perder. Los dirigentes de ambos clubes pusieron como límite a su paciencia ese encuentro, ya que no tomarán decisiones precipitadas la semana previa a ese cotejo.

Prácticamente fuera de la pelea por el título y sin mucho que jugarse, Boca recibirá el domingo a Argentinos y River visitará a All Boys ese mismo día, en la antesala del superclásico.

Si bien una derrota no hará peligrar la continuidad de alguno de los dos DT, la diferencia radicará en la calma con la que podrían trabajar de cara a ese trascendental partido.

Borghi es cuestionado por el flojo desempeño de un Boca que no logra despegar y que está en mitad de tabla, por lo que el encuentro con River se presentará como una buena ocasión para reivindicarse ante la gente.

El "Bichi" ya amagó con dar un portazo y se arrepintió, aunque ante otro traspié no habrá margen para el error y la salida podría concretarse sin ningún pedido para que se quede.

En Boca no aparece un plan "B" definido en caso de que se vaya Borghi, debido a que las urgencias no son tan delicadas como las de River.

En el elenco de Núñez, las cosas son más delicadas, porque el equipo no puede salir de la zona de promoción y encima Tigre y Huracán, los elencos inmediatos a pasar, que ahora están a 6 y 7 puntos respectivamente. El partido con All Boys será importante, porque en caso de ganar saldrá de esa incómoda posición y lo dejará al conjunto de Floresta.

En River, Cappa ya viene siendo cuestionado desde hace algunos partidos, pero en los últimos todo se agravó, con insultos y silbidos, porque no logra encontrarle la vuelta al equipo.

Por lo bajo ya hubo dirigentes que se quejaron de su fuerte temperamento al remarcar que con su forma de ser "se hace expulsar seguido y pone nervioso al plantel en este momento delicado".

Incluso el presidente del club, Daniel Passarella, se retiró antes de su palco durante el encuentro que River igualó 0-0 con Gimnasia y Esgrima (La Plata), un rival directo en la lucha por no descender.

Por el Monumental empezó a retumbar con fuerza el nombre de Américo Gallego, un hombre que en su primera etapa en Independiente agarró un equipo al borde del descenso, lo salvó y al certamen siguiente lo sacó campeón.

Gallego conoce muy bien lo que es el éxito en River, ya que se consagró campeón en los Torneos Apertura 1994 y Clausura 2000, además de tener una muy buena relación con el "Kaiser".

Cappa y Borghi transitan caminos difíciles en los dos equipos más grandes de la Argentina y en sólo dos semanas llega el superclásico: ganar será la gloria para uno y perder, Devoto para el otro.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|15:38
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|15:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016