Excepcional degustación de una bebida con estilo

Una reconocida marca de whisky organizó una cata en Navarro Correas. La invitación, súper exclusiva, sólo se cursó para una treintena de privilegiados, y MDZ Sociales estuvo presente. En la nota, mirá quiénes estaban y enterate de las particularidades de este especial encuentro.

Diageo, la reconocida compañía británica fue la anfitriona de una inusual reunión en la casa vitivinícola Navarro Correas. Es que, en una casa en donde el rey es el vino, esta vez el protagonista exclusivo fue el whisky.

Se trató de una exclusiva degustación de la famosa marca Johnnie Walker, el tradicional destilado escocés producido en Kilmarnock, Escocia. Esta bebida se distribuye en más de 200 países, siendo por ese motivo la más comercializada del mundo. Las ventas anuales superan los 120 millones de botellas.

La invitación formó parte del ciclo "El arte de maridar", que la bodega sostiene y brinda a clientes, amigos e invitados especiales.

Un poco de historia. En 1865, Alexander, el hijo de John Walker, produjo su primer blend, el Walker's Old Highland. Desde 1906 hasta 1909 George y Alexander II, nietos de John, expandieron la línea de productos e introdujeron las etiquetas de diferentes colores, una característica forma de diferenciar los distintos productos de la marca.

Los invitados escucharon atentamente la exposición y también se animaron a las preguntas.
 
Memorable cata guiada. Comandada por el brand ambassador enviado especialmente por Johnnie Walker, Juan Carlos Baucher, la degustación se centró en la explicación de las disímiles características de las bebidas, diferenciadas por los colores utilizados en sus etiquetas:

El Red Label (etiqueta roja), es un whisky blend premium, producido a partir de whiskies de grano y malta. Es el más vendido del mundo.

El Black Label (etiqueta negra), entretanto, se trata de un blend de lujo, resultante de una mezcla de hasta 40 whiskies, cada uno añejado con un mínimo de 12 años. Anecdóticamente, este whisky era el favorito de Sir Winston Churchill.

Edu Pulenta, Andrés Canizzo y Osvaldo Llamas; súper interesados.

El Green Label (etiqueta verde) es otro blend de malta producido a partir de 15 diferentes whiskies de malta, y es añejado durante 15 años.

El Gold Label (etiqueta dorada) es un whisky de lujo y único, resultado de la mezcla de 15 wiskies single-malt pero en la cual el protagonista es el Clynelish. Este whisky deriva de las notas de mezcla de Alexander Walker II, nieto del fundador de la compañía. Su deseo era crear un excepcional whisky blend de maltas para conmemorar el centenario de Johnnie Walker, pero en su momento le fue imposible concretarlo debido a la escasez de maltas durante la Primera Guerra Mundial. En 1950, el maestro mezclador que heredó las notas de Alexander II volvió a intentar realizar la mezcla, pero esa vez fue la Segunda Guerra Mundial la que impidió llevar a cabo el trabajo. Actualmente, Johnnie Walker tiene aseguradas las cantidades suficientes de whiskies de malta como para tener a la venta el Gold Label. Contiene láminas de oro dentro de la botella, no se recomienda guardar ya que el paso del tiempo estropearía esta magnífica obra de arte. Sin duda, la mejor oferta de la marca.

La mesa más divertida. Ricardo Bertrán, Alice Morales, Matías Podestá, Luis Chaluleu, Lisi Brandi, Lela Vallés y Juan Carlos Brandi.

El Blue Label (etiqueta azul) es el más alto blend de la marca, y originalmente sólo se le ofrecía a la realeza británica. Es un compuesto de 40 whiskies hechos en destilerías que ya no existen, cada uno añejado hasta unos 50 años. En siete años se dejará de producir; cada botella viene en una caja con un número de serie escrito a mano y su historia.

¡Qué delicia! Los invitados, de parabienes. Es que la mayoría confesó que se trata de una bebida de lujo, y el trago ideal para relajarse luego de un día de trabajo, o al llegar de una jornada estresante.
 
“Estoy encantado con esta invitación. La verdad, jamás hablaré en contra del vino, nuestra bebida amada, pero creo que a este whisky le cabe el epíteto de elixir de los dioses. Al igual que los grandes vinos, creo que estos blends son verdaderas obras de arte”, comentó uno de los asistentes. “Ni se te ocurra publicar mi nombre, porque mi comentario fue tan entusiasta, que voy a parecer un beodo”, pidió el caballero a MDZ Sociales, entre risas.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial