Deportes

Se cumplieron 30 años de la muerte de Víctor Galíndez

El campeón mundial perdió la vida en forma instantánea el 26 de octubre de 1980. Había dejado los guantes. Mirá el video de su hazaña en Sudáfrica cuando, casi ciego, noqueó a su rival.

La absurda muerte de Víctor Galíndez, uno de los grandes campeones que tuvo el boxeo nacional, se produjo fuera de su ámbito natural hace exactamente 30 años, y cuando ya había decidido acercarse al automovilismo.
  
Habían pasado unos pocos meses después de haber disputado su último combate, cuando Galíndez se volcó hacia su otra pasión, los autos.
  
Y enseguida se encontró con Antonio Lizeviche, quien le ofreció subirse a un Dodge para la competencia de Turismo Carretera que iba a disputarse en la ciudad bonaerense de 25 de Mayo.
  
El ex campeón mundial de boxeo no pudo resistir la tentación y aceptó ser el acompañante de Lizeviche.
  
Aquel 26 de octubre de 1980, en una mañana soleada, Galíndez se subió al Dodge y emprendió un viaje sin retorno, mostrando una vez más su desprecio por el peligro.
  
Al promediar la competencia, el auto de Lizeviche tuvo un problema mecánico y debió abandonar.
  
El piloto, acompañado por el inexperto Galíndez, emprendió el regreso hacia boxes al costado de la ruta, ya que por aquel entonces varias pruebas del TC se disputaban en circuitos semipermanentes, como en 25 de Mayo.
 
En su derrotero rechazaron una invitación de unos espectadores para comer un asado y siguieron su camino.
  
En esas circunstancias, el Chevrolet de Marcial Feijoo se despistó, atropelló a Lizeviche y también a Galíndez, provocándoles la muerte en forma instantánea.
  
Así, a los 31 años se apagó la vida del gran campeón, quien fue figura en la misma época que Carlos Monzón reinaba entre los medianos.
  
Galíndez fue el primer argentino en consagrarse campeón mundial en el legendario estadio Luna Park, cuando Juan Carlos Lectoure le consiguió una chance y no la desaprovechó.
  
Venció al norteamericano Len Hutchins, en 1974, y se ajustó el cinturón que conservó hasta 1978, cuando perdió ante otro estadounidense: Mike Rossman.
  
Recuperó el título al año siguiente, tras vencer en la revancha a Rossman, pero lo perdió a fines del mismo 79 cuando cayó ante Marvin Johnson.
  
Sin embargo, Galíndez protagonizó una de las grandes epopeyas en Sudáfrica, en 1976, frente a Richie Kates, un aspirante a la corona mediopesado del bonaerense. 
  
Un cabezazo involuntario del retador le abrió una herida en la ceja izquierda, que lo condicionó por el resto del combate.
  
El campeón iba perdiendo en las tarjetas, pero se repuso, y casi ciego del ojo izquierdo noqueó a Kates en el último minuto de una pelea inolvidable.

Víctor Galíndez - Richie Kates (Sudáfrica 1976)

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|11:09
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|11:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic