Caminos del vino, espíritu deportivo y una carrera muy mendocina

El domingo se desarrolló la cuarta edición de 11 Milas de los Campeones con 360 participantes. El circuito contempló las bodegas Belasco de Baquedano, Montequieto, Chakana y Catena Zapata. Mirá la imperdible galería de fotos.

Es algo común para los mendocinos hablar o escuchar sobre degustación en el marco de las bodegas; viaje en globo sobre las fincas de las casas vitivinícolas; tardes de té, relajación, spa y hasta almuerzos y música en las hileras. Así también, resuena fuerte el tema de la maratón entre los viñedos mendocinos. Es que la carrera 11 Millas de los Campeones ya llegó a su cuarta edición y se realizó este domingo en los caminos de Agrelo, Luján Cuyo.

Belasco de Baquedano fue la bodega que albergó los puntos de largada y llegada de la competencia, que reunió a 360 corredores. El recorrido contempló, además, el paso por Chakana, Montequieto y Catena Zapata.

Todos listos para el comienzo desde la Bodega Belasco de Baquedano.

Un encuentro para el recuerdo. Cuarenta minutos después de lo pactado, largó la competencia que, en palabras de muchos de los participantes, "es la más pintoresca de la provincia" y "el recorrido es un placer absoluto".

Sin dudas, los caminos por los que transitaron los participantes tienen paisajes imponentes. En esta oportunidad, al entorno, se le sumó un día de espectacular sol y buen clima. Los integrantes de la organización volvieron a lucirse, los premios sorteados fueron más que interesantes y la degustación de los vinos tintos de la casa -sólo se elabora Malbec- dejaron a todos muy conformes y con ganas de más.

Y gracias a la ordenada organización, la quinta edición ya tiene fecha de realización: será el 23 de octubre de 2011 por la misma zona. Interesados ¡agenden!

Los Montaña Running, con cotillón a cuestas.

Los triunfadores del domingo. Divididos en distintas categorías el grupo partió en el mismo momento y tuvo el mismo circuito: uno de 11 millas (17,6 kilómetros) y otro, de 6 (8,8 kilómetros).

Las primeras mujeres en llegar y finalizar el recorrido más largo fueron: Desiree Amores (1 h 26’ 19’’), Fernanda Garavaglia  (1h 28’ 47’’) y en tercer puesto, María Paula Sabio (1h 29’ 30’’). En tanto, para las 6 millas, Claudia Romero (45’ 03’’), María Eugenia Verducci (45’ 48’’) y Daiana Abdala (46’ 54’’) lograron los mejores tiempos.

Por su parte, el podio de los caballeros en las 11 millas quedó conformado de la siguiente manera: 1º puesto, Sergio Alí con 1h 08’ 57’’; 2º puesto José Pellicer -campeón de la competencia en la 3º edición-, con 1h 11’ 59’’; y Matías Massironi, con 1h 13’ 24’’. Pablo Stahringer  (40’ 23’’), Emmanuel Gímenez (42’ 03’’) y Fernando Gómez  (43’ 27’’), fueron los tres participantes ganadores en la modalidad más corta.

Con todo el equipo necesario para participar en la competencia.

Parejas mixtas fue la especialidad de la carrera y tuvo varios adeptos a la hora de la inscripción. Alejandra Scaraffia y Mario Zeligueta fueron los primeros en cruzar el arco de llegada pasados los 38 minutos. Los siguieron Ximena Quadri y Alfredo Tapia con un poco más de 41 minutos. El tercer puesto quedó en manos de Andrea Abate y Gabriel Tettamanti, expertos corredores.

Reconocimientos especiales. A Maximiliano Benavidez, de tan sólo 14 años, se lo reconoció por su espíritu deportivo a tan corta edad. Por el mismo motivo, pero en el otro extremo, Oscar Claros, de 74, también recibió una distinción y el aplauso de todo el público.

Maratón y viñedos, la conjunción de las 11 Millas.

Festejos antes y después de la entrega de premios. La sola llegada al punto de largada (en el tiempo en que cada uno pueda lograrlo) es ya un motivo de festejo. Así cada competidor que cruzó la meta realizó la elongación e hidratación correspondiente y lo celebró con sus familiares y colegas.

La entrega de los trofeos y reconocimientos, el brindis con vino mendocino, el sorteo de espectaculares premios, la buena música, además del toque de la banda mendocina, Doce 28, y la reunión de amigos encendieron el resto de la fiesta de la siesta en Agrelo.

Tres mujeres, entre la organización y el deporte.

Para destacar en recuadro. Los participantes llegaron en grupo, con sus familias, o con uno o dos amigos, que habían entrenado para la ocasión. Estuvieron los Montaña Running, Los Nike Team Running, Los Vikingos, corredores de Junín y de otros departamentos de la provincia. Hubo gente que no pertenecía a ninguna agrupación; algunos, verdaderos aficionados al deporte, otros, un poco más principiantes. ¿Lo interesante?, el espíritu deportivo, amistoso y de diversión que se sintió en todo momento.    

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial