Deportes

Argentina perdio la final de fútbol para amputados

El equipo nacional cayó por 3-1 ante Uzbekistan en la final del campeonato del mundo de fútbol para amputados y aún con el resultado adverso hubo fiesta con casi diez mil personas en Crespo.

Argentina cayó por 3-1 ante Uzbekistan en la final del campeonato del mundo de fútbol para amputados y aún con el resultado adverso hubo fiesta con casi diez mil personas en Crespo.
 
Tursunboyev Haydarali, en dos ocasiones, y Khudoykulov Kudrat anotaron para Uzbekistan, que consiguió el bicampeonato mundial. Hugo Hereñú anotó el descuento que ilusionó con el empate aunque no le alcanzó al conjunto argentino.

El tercer puesto fue para Turquía, que ganó 2-1 a Rusia.

No obstante la caida en la final, en la única derrota de Argentina, hubo fiesta en el estadio de Unión de Crespo, sede principal de la Copa del Mundo.

Hubo desfile y la entrega de la posta a Japón, organizadora del próximo torneo.

El técnico argentino, Marcelo Hereñu, dijo que "ser el segundo equipo del mundo es importante" y afirmó que "este es el comienzo de una gran selección".

No hubo clima de derrota sino de fiesta en esta ciudad, ubicada a 45 kilómetros de Paraná y considerada la "capital nacional de la avicultura".

En este torneo participaron muchos atletas que sufrieron accidentes pero también amputaciones por heridas en guerras, tal el caso de jugadores africanos.
En Imágenes