Deportes

Alonso lidera el Mundial de F1 con perfil bajo tras ganar en Corea

El español, autor de un final de temporada excepcional, con tres victorias en las cuatro últimas carreras, incluida la del GP de Corea del Sur, lidera el campeonato pero muestra un perfil bajo.

El español Fernando Alonso, autor de un final de temporada excepcional, con tres victorias en las cuatro últimas carreras del Mundial de Fórmula 1, incluida la del Gran Premio de Corea del Sur, el domingo, lidera el campeonato pero muestra un perfil bajo.
 
Ambicioso, el español expresó su deseo de ganar títulos con Ferrari desde sus primeros pasos en la 'Scuderia' y, tras sus últimos resultados, parece acercarse a su objetivo.

Porque a falta de dos carreras para el final del Mundial, el asturiano cuenta con 11 puntos de ventaja respecto al australiano Mark Webber, 21 sobre el británico Lewis Hamilton y 25 frente al alemán Sebastian Vettel.

La ayuda de su compañero de equipo, el brasileño Felipe Massa ha contribuido al buen momento del español, pero más que la contribución de su equipo, Alonso cuenta sobre todo con los repetidos errores cometidos por sus rivales, que le han abierto la vía hacia el título.

Después de las meteduras de pata en Italia y Singapur, donde rompió su McLaren queriendo adelantar a sus rivales, Hamilton ha remontado tras los Grandes Premios de Japón y Corea del Sur, terminando respectivamente en quinta y en la segunda posición.

Pero el británico, que fue el líder del Mundial en la cita del campeonato de Bélgica parece haberse dejado demasiados puntos en el camino por el título.

A los pilotos de Red Bull, que disponen del mejor monoplaza, al que no se puede hacer frente, también hay que reprochar errores, accidentes, incidentes mecánicos, entre otras cosas. A Vettel y Webber les pasó de todo esta temporada, como ocurrió el domingo en el circuito de Yeongam.

Webber, hasta ahora considerado como el mejor del Mundial debido a su capacidad para terminar las carreras en los puntos, con la excepción del Gran Premio de Europa, en el que salió volando en un accidente sobre el finlandés Heikki Kovalainen, volvió a tener mala suerte en Corea del Sur.

El australiano, ex líder del Mundial con 14 puntos de ventaja sobre Alonso, salió mal de una curva, resbaló con su monoplaza y acabó haciendo un trompo para chocar después con el coche del alemán Nico Rosberg (Mercedes).

Por su parte, Vettel tuvo la mala suerte de romper su motor cuando faltaba un tercio de la carrera, en la que se perfilaba como fácil vencedor.

Esos fueron dos regalos que recibió un Alonso que estuvo impecable en Corea del Sur, donde pilotó sin cometer errores y aceptó con glotonería los puntos que le ofreció la victoria.

Sus gritos al volante de su Ferrari tras haber dado la última vuelta dicen todo sobre su satisfacción.

Pero tras haberse quitado el casco, Alonso se mostró muy tranquilo, pausado y prudente, con un perfil bajo. No es el momento de caer en el exceso de confianza.

"Sabemos que con el nuevo sistema de puntos puede pasar de todo en una sola carrera. Si no puntúas pierdes 25 puntos con respecto a uno de tus adversarios", recordó el asturiano, que desde hace cinco carreras dice que estar en el podio y la constancia son la "claves" del Mundial.

Alonso también reconoce el factor "suerte". "Tuvimos problemas para subir al podio en la primera parte de la temporada debido a la suerte. Y ahora, ganamos más carreras de lo previsto, también debido al factor suerte", explicó.

"¡Sobre todo, estemos tranquilos!", apuntó el director de la escudería Ferrari, Stefano Domenicali. Tras el "fantástico" domingo coreano, "lo más duro comienza", previno el italiano. "Quedan dos carreras. Debemos afrontarlas con la misma feroz determinación", afirmó. Alonso no lo habría dicho mejor.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|02:30
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|02:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic