Plantas autóctonas y resistentes
Las xerófilas son plantas que se adaptan a la vida en un medioambiente seco; pueden sobrevivir a la escasez de agua de nuestro clima semidesértico. Aquí te mostramos una gran variedad de especies de diferentes tamaños que podés tener en casa para aprovechar el entorno que nos rodea.
La construcción de las viviendas considerando las características y el aprovechamiento del entorno que la rodea (temperatura, vegetación, pluviosidad etc.) es el principio en el cual se asienta la arquitectura bioclimática. Estos principios son también aplicables a los jardines.

El urbanismo actual convencional ignora el medio en el que los edificios se asientan y suele instalar, por norma general, un prototipo de jardín con una serie de especies que tienden a consumir importantes cantidades de agua ya se adapten estas o no a la pluviometría del lugar. Así, en áreas secas y áridas o con estaciones prolongadas en las que no llueve, es habitual ver jardines con especies que requieren mucha agua y que por lo tanto para sobrevivir necesitan de sistemas de riego. Estos sistemas despilfarran de forma irracional la escasa agua de que se dispone en estas zonas.

Izquierda: Santolina. Derecha: romero.

Existen excelentes alternativas de jardines que se adaptan a climas secos y que no requieren riego o que lo requieren en muy poca cantidad y que además poseen una gran belleza.

Plantas xerófilas o xerófitas

Son las que se adaptan a la vida en un medioambiente seco. Pueden  sobrevivir la escasez de agua de la zona en la que habitan, como la estepa o el desierto.

La escasez de agua se puede deber a las precipitaciones escasas y/o a una elevada evapotranspiración, ocasionada por el viento o una fuerte insolación; o bien a la estructura del suelo, que no retiene la humedad.

Cactus y bola de oro.

Raíces largas (para aprovechar las lluvias esporádicas), tallos y hojas engrosados donde se almacena agua, hojas reducidas a espinas o simplemente ausentes y metabolismos fotosintéticos adaptados al ahorro de agua, son algunas de las características que tienen la flora que habita la Región de Cuyo, de la que nuestra provincia forma parte.

Especies usadas en jardines que consumen poca agua

Existe una gran variedad de especies que son susceptibles de emplearse en jardines de pocos requerimientos hídricos. Lo ideal es recurrir siempre a especies autóctonas. Hay plantas xerófilas pequeñas y medianas, hasta árboles resistentes a diferentes grados de sequía; todos de un magnífico aspecto visual.

Tomillo, romero, lavanda y santolina son plantas de pequeño porte, aromáticas y con pocos requerimientos hídricos.

Ágaves.
Otra excelente opción son algunas especies de suculentas, como las echeverias, plantas con formas de rosetones muy vistosas. Las especies del género Sedum tienen apéndices globosos muy resistentes a las condiciones ambientales.


La variedad de cactus es enorme. Resultan muy vistosos, tanto por su forma poco habitual en el mundo vegetal como por el colorido y variedad de disposición de sus espinas.

Las plantas de las especies  lampranthus y trichodeadema son muy versátiles por su capacidad tapizante.

Entre las especies de mediano porte están los ágaves, género de plantas con forma de rosetas y gruesas hojas puntiagudas. Las hay de diversas formas, tamaños, grosores y colores.

Entre las especies de gran porte se encuentran los pinos, la encina mediterránea, las palmeras datileras, las palmeras canarias y las palmeras californianas.

Encina mediterránea.
Palmera canaria.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (0)
30 de Octubre de 2014|10:37
1
ERROR
30 de Octubre de 2014|10:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"