Adriana Varela íntima: postales de una velada exquisita

La "Gata" brindó un recital de lujo en Zuccardi, y MDZ Sociales estuvo presente. En la nota, mirá la extensa galería de fotos con todos los que asistieron, enterate de las particulares anécdotas protagonizadas por la cantante y conocé los pormenores de una noche para el recuerdo.

Adriana Varela volvió a Mendoza. La cita fue en la bella cava de la bodega, y el espacio sólo para 100 personas. Allí, la ya icónica cantante de tangos ofreció esta vez un recital íntimo que sorprendió por su repertorio: canciones de siempre, de esas que todos cantamos, de esas que emocionan por sus letras, y que a todos nos marcaron por algo.

“Me propusieron presentar algo diferente, animarme a cantar las canciones que canto en mi casa. La verdad es que me gustó esta vuelta de tuerca, y esta posibilidad de sorprender. Cuando vengo, es esto lo que le canto a los Zuccardi, y ahora se los traigo a otros mendocinos”, comentó Adriana.

Vanesa Heike, Jonás Brito, Julio y Ana María Mansilla: una de las mesas más participativas.
 
Humorística. La "Gata" se mostró súper divertida tanto durante el recital que brindó en la cava de la bodega como en la cena, que tuvo lugar en la Casa del Visitante.

Sobre todo entre canción y canción, la deliciosa artista se despachó con varias “perlitas” que no tuvieron desperdicio.

“Este es un recital participativo, abierto. Acá quiero que todos opinen y cuenten cosas. Es más, quiero que de vez en cuando prendan las luces, así les veo la cara”, dijo luego del primer tema. El público, como en su casa, se animó a charlar con Adriana entre canción y canción, pidió temas, confesó secretos y relacionó música con vida pasada. 

“Quiero dedicarle a Néstor Nardella, mi productor de Mendoza –un tipo al que quiero mucho- un poema de Neruda musicalizado… Me gustas cuando callas”, expresó antes de entonar los famosos versos. Por supuesto, la carcajada fue general.

Un piano, una banqueta, un micrófono y dos talentos: pocos pero escenciales ingredientes para una noche memorable.

“Chicas, les quiero contar que una vidente me dijo que todo lo que me pase en la vida van a ser cosas fuertes”, contó al público. “¿Pero nada suavecito, tranquilito? No, nada, me contestó la guacha. Es más, les cuento a todas un ejemplo: resulta que Serrat cerró una Tasca española en Barcelona, solo para mí. Allí me esperó luego de un recital, con flores y todo… ¡Y yo caí con fiebre, así que comí dos cositas y a dormir! Al otro día me llevó a comer y yo me desperté con una angina pultácea (eso significa, 40 grados de fiebre y la garganta inutilizada)… No pasó nada. Nadie me lo puede creer…”.

“Veo que tienen las copitas llenas… ¿Qué están tomando?”, preguntó a la platea. Al ver que era espumante Santa Julia, dijo feliz “me parece perfecto. Hay que acabar con la dictadura de ch… (una conocida marca de espumantes). En Buenos Aires se creían que era la única que existía, pero eso ya fue: se dieron cuenta que está pasando de moda”, tiroteó lapidaria.

¿El broche de oro? Como para que no quedara ninguna duda sobre el estado de ánimo de la tanguera, en la mesa íntima en la que comía junto a Julia Zuccardi, Ana Amitrano, Nardella y esposa y su equipo se animó a cantar, a capella, un tema totalmente inusual: “Lloviendo estrellas”, de Cristian Castro.

Ricardo Porte, Ana María Linares, Monserrat Porte y Natalia Di Pietro.

Delicias para rematar. Los asistentes al show -como si las canciones, la voz y la presencia de la Varela hubieran sido poco- tuvieron la posibilidad de degustar el “Menu Zuccardi Intimo”, preparado especialmente para la ocasión por el chef Matías Aldasoro.
 
La entrada consistió en rollitos de berenjenas glaseados con miel y espárragos gratinados con queso y virutas de jamón crudo. “Un manjar, sin dudas”, comentó la agasajada. “¿Cómo no voy a estar más que contenta cuando vengo a Zuccardi? Como de diez, chupo de diez, y estoy en un lugar soñado rodeada de amigos… ¡La situación ideal!”, dijo la "Gata" a MDZ Sociales.

Como plato principal se sirvió un filete de salmón sobre risotto de trigo y naranja acompañado de crocante de recula; y el postre cerró la noche de la mejor manera: cheescake de ricota con helado de miel y salsa de té verde.

En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia