Pilar Piñeyrúa, flamante directora de la EDIUNC

La especialista asumió hoy la dirección de la Editorial de la UNCuyo, con el objetivo de hacer circular el conocimiento por todos los soportes y medios posibles. "La mirada estará puesta en la sociedad y sus necesidades, siempre cambiantes y conflictivas", destacó.

Luego de ganar en concurso abierto, Pilar Piñeyrúa es desde hoy la nueva conductora de la EDIUNC. La licenciada en Comunicación Social de la UNCuyo y documentalista por la Escuela Nacional de Bibliotecarios de Paris, Francia, se propone “desenterrar lo invisibilizado, descubrir creatividad en los jóvenes, impulsar a todos a escribir y a sistematizar sus prácticas universitarias, sobre todo las más innovadoras”. Así lo expresó en un conmovedor discurso durante el acto de asunción de sus nuevas funciones.

En la ocasión el rector Arturo Somoza y el secretario de Extensión Fabio Erreguerena destacaron la trayectoria y prestigio consolidados de la Editorial de UNCuyo cuya historia está indisolublemente ligada a quien, a lo largo de 22 años, la condujo desde su creación, René Gotthelf, que seguirá trabajando como asesor durante un tiempo para facilitar la transición.

Erreguerena explicó la modalidad de selección de la actualidad conductora de la Editorial y dijo que la mejor forma de honrar la historia de una institución consolidada como la EDIUNC era realizar una convocatoria abierta de personas y proyectos.

El resultado de esa convocatorio fue la decisión unánime del jurado de que la figura de Pilar Piñeyrúa era la indicada para llevar adelante un proyecto editorial que contemplase mayor simetría en las publicaciones de las diferentes facultades, el abordaje de nuevos formatos y la incorporación de diferentes medios digitales; así como también un nuevo esquema de publicación y comercialización.

Otro de los objetivos propuestos será “la búsqueda de nuevos públicos y temáticas sin sacrificar la calidad”, adelantó el funcionario.

El rector por su parte explicó que este cambio de autoridades de la editorial es un ejemplo de “relevo en el éxito”, que son “pocos”, aclaró y al respecto se refirió a la tranquilidad que significa para la gestión un área proactiva “que no sólo no plantea problemas sino que presentan propuestas para avanzar”.

Somoza también hizo referencia al futuro y dijo que la Universidad está tensionada hacia la comunicación pública con la que la EDIUNC tendrá necesariamente relación y adelantó la intención de la UNCuyo de involucrarse en la producción de contenidos audiovisuales y hasta en la creación de un canal de televisión.

La EDIUNC se creó a partir de una propuesta del profesor René Gotthelf en agosto de 1988 y tiene 260 libros publicados; el primero de los cuales fue “El libro del cincuentenario”, editado en 1990.

Gotthelf agradeció a todas las personas que colaboraron para conseguir una editorial del prestigio y trayectoria de la de la Universidad Nacional de Cuyo y con respecto a la sucesión expresó: “Creo que es profundamente auspicioso el futuro de la Editorial. Dejé el cargo en muy buenas manos”, concluyó.

La flamante directora invitó a acercar proyectos y propuestas. “Necesitamos de los ilustradores, dibujante, grabadistas, artistas plásticos en general. También a los músicos, gente de teatro y comunicación”.

Piñeyrúa centró su alocución en los tres grandes ejes que guiarán las publicaciones de la Editorial. En primer lugar las publicaciones estrictamente académico-científicas, “que son áridas y tal vez no lleguen al gran público pero son el núcleo duro del trabajo de investigación que realiza la Universidad y es preciso sistematizarlas y publicarlas”, dijo.

El segundo eje lo constituye “lo que más nos gusta a muchos de los que estamos acá”: publicaciones vinculadas a la extensión cuyo objetivo debe ser la circulación social del conocimiento por todos los medios posibles y soportes, adelantó, al tiempo que aclaró que “la mirada estará puesta en la sociedad y sus necesidades, siempre cambiantes y conflictivas.

El tercer eje estará constituido por las publicaciones institucionales, que hacen a la historia de la Universidad. “No sólo tienen un fin político de mostrar lo que se hace”, explicó, “sino el objetivo histórico de dejar testimonio para el futuro”.

Pilar Piñeyrúa es licenciada en Comunicación Social de la UNCuyo y documentalista por la Escuela Nacional de Bibliotecarios de Paris, Francia. Actualmente es doctoranda en Semiótica en la Universidad Nacional de Córdoba. También cursó estudios en Letras, periodismo, redacción y edición científica.

Ha publicado textos especializados sobre variados temas culturales y comunicacionales en revistas académicas y libros colectivos, así como numerosos artículos de divulgación en medios de difusión masivos.

Fue fundadora y responsable del Área de Textos de la Biblioteca Digital de la UNCuyo, así como editora y correctora de estilo en diversas dependencias y proyectos universitarios. Ha integrado varios equipos de investigación como investigadora y becaria, y ejercido la docencia en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad.
En Imágenes