Deportes

La pulseada por el Dakar: Brasil y Perú quieren desplazar a la Argentina

Para la competencia de 2012, Río de Janeiro ya activó las gestiones para ser sede del centro de operaciones y de la largada, mientras que Perú y Bolivia intentarán asegurarse dos o tres etapas; de esta manera, nuestro país podría quedarse afuera del trazado.

Si bien la tercera edición del Dakar se correrá por la Argentina, las especulaciones para la edición 2012 ya comenzaron, y tanto Brasil como Perú activaron sus gestiones económicas y políticas para trasladar la cita del automovilismo hacia el norte de Sudamérica. 

Las negociaciones se iniciaron en Lima, donde el gobierno que lidera Alan García Pérez estableció contactos con la empresa Amaury Sport Organization y se pagó la carta fianza, que merodea el millón de dólares, para que el territorio peruano sea tenido en cuenta para el trazado 2012. 

El Dakar 2011 se disputará desde el 1° de enero y, como sucedió en 2009 y 2010, partirá desde Buenos Aires, cruzará la frontera con Chile vía Mendoza, se paseará por territorio chileno hasta Valparaíso, y luego finalizará en la capital de nuestro país. 

Otro de los que se sumó a la movida latinoamericana es Bolivia, ya que el gobierno que lidera Evo Morales también comenzó a realizar gestiones para incluir la geografía de su país en el mapa del Dakar 2012. En la recorrida de Jean Todt por Sudamérica, el propio presidente le hizo saber las intenciones de sumarse al proyecto continental. 

Por su parte, la gran apuesta para 2012 no es Perú ni Bolivia, sino Brasil que se transformó en el gran referente mundial de los próximos seis años con el Mundial 2014 de fútbol y los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016 como prinicpales eventos.  Es por este motivo que los organizadores del Dakar saben que habrá mucho dinero fresco y marketing deportivo para poder sembrar en 2012 la carrera en los trazados brasileños. La potencialidad que tiene Río de Janeiro, al ser puerto internacional, es de poder reemplazar a Buenos Aires como centro estratégico de recepción de los equipos y punto de partida del rally. 

La tradición automovilística de la Argentina cautivó a los franceses durante las últimas dos ediciones y es muy probable que se renueve esa sensación. En tren de especulaciones, la largada desde Río de Janeiro y las escalas en Perú, generan incertidumbre sobre un trazado con la llegada en Buenos Aires. 

Desde el gobierno argentino, y en especial desde la secretaría de Turismo de la Nación, ya comenzaron a desactivar esta bomba y la intención es clara: aprovechar la edición 2011 para instalar a nuestro país como lugar indispensable para futuras ediciones en Sudamérica. 

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:43
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic