Antiguos y divertidos avisos del Día de la Madre

Te ofrecemos una serie de viejas publicidades que ofrecen para este día los más diversos objetos, muchos de los cuales las madres, por sí mismas, jamás hubieran deseado recibir en esta fecha. Viajá en el tiempo y reíte mucho.

Perfumes para una mamá coqueta. Aviso
de la revista Atlántida (1945).

Desde que en 1870 la estadounidense Julia Howe creara el Día de la Madre como una jornada dedicada a la paz y en 1095 la secundara Ana Jarvis a partir de su propia historia personal, la idea tomó fuerza y la celebración se extendió a numerosos países. En Argentina la fiesta de las mamás es el tercer domingo de octubre.

Como otras celebraciones, el Día de la Madre se convirtió en un preciado tesoro para los comerciantes que, a través de múltiples y diversos anuncios, convirtieron sus productos en tentadores regalos que las madres debían “recibir” como parte del agasajo.

Desde hace un siglo, la publicidad de productos invade cada minuto de nuestra vida; publicidad que se multiplica en ocasiones como esta.

Apoyada en imágenes que invitan a soñar y suscitan la identificación, la publicidad difunde nuevas normas de consumo y, con ellas, valores y normas.

Perfumes, lencería, productos de belleza, vestimenta, electrodomésticos y objetos de todo tipo susurran en los oídos de las mujeres, de los hombres y de todo el mundo.

Y en el Día de la Madre este susurro se agiganta para convertirse de secreto deseo en pedido explícito.

A lo largo del siglo XX las mujeres en general y las madres y esposas en particular, han sido tentadas, u obligadas, a consumir todo tipo de productos dependencia económica del esposo mediante.

Te ofrecemos una serie viejas publicidades que sugieren, que venden ,para el Día de la Madre los más diversos objetos muchos de los cuales ellas, por sí mismas, jamás hubieran deseado recibir en esa fecha. Regalos tramposos que las obligarían a trabajar más eficientemente dentro del hogar.

Mirá esta galería de fotos, viajá en el tiempo y reíte mucho.

Un regalo para la cocinera, no para la mujer: menaje y cubiertos Gamuza (revista Atlántida, 1965); y un masajeador completísimo (revista Primera Plana, 1968).

Perfumería y cosmética para las madres (revistas Primera Plana, 1968, y Radiolandia, 1938).

La heladera de tus sueños, mamá, una Westinghouse, y justo lo que soñabas, un lavarropas modernísimo (revista La actualidad, 1954 y 1961, respectivamente).

Todo sea por sus camisas, una lavadora Edesa (revista Cine argentino, 1961). Y por favor, no se equivoquen con los regalos, quiero una lavadora Balay (revista La actualidad, 1961).

¡Por fin los regalos se ponen interesantes!: relojes Girad-Perregaux y Omega (revista Atlántida, 1943).

Regalos caros para madres con dinero: crema antiarrugas y perfume (revista La Nación, 1940, y revista Panorama, 1969).

No pudimos resistir la tentación: permanentes y un clásico, Lux, el jabón de las estrellas (revista Radiolandia, 1938, y revista Cine Argentino, 1939).

Patricia Rodón

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|05:56
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|05:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic