Arístides desconocida: la noche más allá de la calle Olascoaga

Aires de cambio llegan junto al verano en la calle más concurrida de la Quinta Sección capitalina. Interesantes propuestas, nuevas cartas, after office diferentes, toques de DJ´s y mucho más. En la nota, enterate de algunas de esas opciones y mirá la galería de fotos.

Todos sabemos que la esquina de Arístides y Olascoaga explota de martes a sábado. Sólo los domingos y lunes hay un poco de paz en ese punto tan concurrido.

Sin embargo, un nuevo sector de esta arteria tan visitada va creciendo sostenidamente e incorporando un público que cada vez se vuelve más fan. Se hace llamar “Arístides Oeste”, y engloba a los bares, pubs y restaurantes que se encuentran entre las calles Martínez de Rosas y Boulogne Sur Mer.

Sabores gourmet, sofisticación y tranquilidad. Algunos locales apuestan a renovar su menú incorporando sabores frescos y presentando visualmente una opción tentadora. Tal es el caso de Itaka, (Arístides Villanueva 480), en donde la llegada de la calurosa estación trajo aparejados varios cambios.

Entradas frescas, basadas en los frutos de mar.
 

“Principalmente, y a pesar de que a la gente le gusta quedarse más tiempo disfrutando el fresco de la noche mendocina en esta época, es importante presentar un tentempié o “amuse bouche” para matar el tiempo de espera. Nosotros hemos elegido una crema de cebollas, grisines y panes saborizados”, explicó Lucas Najurieta, uno de los propietarios de Itaka.

“Para la entrada, en este tiempo se prefieren siempre los platos súper frescos y con sabores marinos. Pizzetas del mar, con crema de camarones, copa de frutos de mar y mousse de paltas y ostiones a la parmesana son algunos de los platos que vamos a ofrecer”.

“Como principales, el solomillo a las finas hierbas, el pollo estrella (relleno con jamón, queso y morrones apanado y luego frito, acompañado con tomates cherrys y champiñones salteados en oliva) y el lomo jazz (lomo veteado con salsa de pimienta acompañado de papas noisette)”, continuó detallando Lucas.

Miniaturas de los principales, para degustar
"de todo un poco".
 
Vinos, acompañamiento fundamental. Un grupo de periodistas y empresarios vitivinícolas fue invitado a degustar estas delicias. En el evento, bodega Ponce Torres se presentó como la “bodega de la casa” y acompañó cada plato con uno de los productos de su línea.

El espumante rosado fue el elegido para la recepción; para la entrada la opción fue un delicioso Chardonnay (amarillo y brillante, con notas de banana. Fresco y agradable).

El plato principal fue acompañado por una de las “estrellas” de la bodega: el Blend Oak (70 % Malbec y 30 % Cabernet Sauvignon, un vino suave pero complejo, con taninos dulces en boca y gran estructura. Es una gran promesa de guarda). Por supuesto, a los postres llego el champagne y una degustación de oporto.

A futuro. “Para el verano, hay nuevos momentos y propuestas diferentes para vivir la Arístides con todo. Por ejemplo, la vuelta de tuerca de los after office: temáticos, con auspicios de varias marcas. Te adelanto una primicia: va a pinchar un Dj muy copado (Simón Péndola). También estamos tramitando la posibilidad de tener ciclos de música en vivo”, contó Nicolás Nazar.  

En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'