Deportes

Vettel espera que la victoria en Japón sea presagio de título

El piloto alemán espera que su triunfo de hoy en el GP de Japón haya sido un mal presagio para sus rivales y una señal auspiciosa para sus esperanzas de ganar el campeonato mundial de F1.

El piloto alemán Sebastian Vettel espera que su triunfo del domingo en el Gran Premio de Japón haya sido un mal presagio para sus rivales y una señal auspiciosa para sus esperanzas de ganar el campeonato mundial de Fórmula Uno.

El año pasado, el hombre de Red Bull ganó en Suzuka tras largar desde la "pole position" pero luego no pudo ganar el título, finalizando como subcampeón detrás del inglés Jenson Button.

Doce meses después el alemán lo ha logrado de nuevo, esta vez con dos días de acción condensados en uno sólo luego de que la clasificación del sábado quedara arruinada por la lluvia, y con presagios mucho mejores que en aquel entonces.

Sólo dos pilotos han obtenido triunfos consecutivos en Suzuka y ambos ganaron después el título: el finlandés Mika Hakkinen en 1999 y el alemán Michael Schumacher con una serie de victorias entre el 2000 y el 2002.

Vettel está ahora a apenas 14 puntos del líder del campeonato, su compañero de equipo Mark Webber, cuando restan tres carreras y todo está por disputarse.

Si los Red Bull repiten un "uno-dos" similar en Corea del Sur y Brasil, llegarían a la jornada final en Abu Dabi igualados en puntos, con Vettel delante de Webber 5-4 en cantidad de triunfos.

"Estoy muy orgulloso. Amo este circuito. Siempre es especial venir aquí", dijo el teutón de 23 años luego de haber dominado los ensayos y las sesiones clasificatorias en Suzuka.

"Los aficionados y yo creemos que la atmósfera para todos nosotros es especial. Es la primera vez que gano un gran premio por segunda vez, por eso pienso que uno tiene que enamorarse de este circuito", agregó.

Vettel no quiso hacer demasiado hincapié en las coincidencias pero no pudo esquivar el tema.

"Sí, muy orgulloso, uno puede decir que eso (el precedente de Hakkinen y Schumacher) es un buen augurio, no me importaría (si finalmente se cumple)", señaló.

El piloto alemán encabezó la carrera japonesa desde la largada, perdiendo el primer lugar sólo cuando realizó su parada en boxes pero recuperándolo cuando aquellos que lo habían pasado hicieron lo propio.

Aunque él y el australiano Webber chocaron en Turquía en mayo mientras peleaban por el liderato, esta vez en Japón no hubo riesgos.

"Estuvo mucho más controlado hacia el final, intentando llevar el auto a casa. Pero aún así uno quiere presionar en cada vuelta porque el auto es magnífico. Se siente fantástico, estoy realmente contento", remarcó Vettel.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|07:27
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|07:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic