Los libros digitales merman bolsillos de los escritores

En Estados Unidos, un autor recibe ingresos significativamente mayores por la ventade un libro impreso que por la de uno electrónico. El impacto tecnológico en la industria cultural.

Cuando este año la agente literaria Sarah Yake buscaba comprador para la primera novela de Kirsten Kaschock, Sleight, pensó que sería algo seguro con las principales editoriales de Nueva York. "Su proyecto era uno de los más ejemplares de la última década", comentó Jed Rasula, quien desde 2001 ha enseñado en el departamento de literatura de la Universidad de Georgia. "Sin duda pensé que encontraría quien lo publicara en Nueva York".

Pero las principales editoriales de Nueva York pasaron por alto Sleight, una novela sobre dos hermanas entrenadas en una modalidad artística de ficción. Una pequeña editorial independiente, Coffee House Press, en Minneapolis, tiene ahora previsto publicar el libro luego de pagarle a la escritora un adelanto de unos $3.500, una fracción de los típicos avances que las editoriales solían pagar.

Siempre ha sido difícil encontrar editoriales dispuestas a publicar obras de ficción, pero los autores en Estados Unidos están sufriendo el increíble impacto de la revolución digital, la cual ya ha alterado el modelo de negocios de la industria editorial.

Debido a que su precio es muy inferior a los libros impresos, los electrónicos generan menos ingresos para las editoriales y las grandes cadenas minoristas están comprando menos títulos. Como resultado, las editoriales que promovieron a varias generaciones de escritores de ficción de EE.UU. están aprobando menos acuerdos literarios y contratando menos novelistas nuevos. La mayoría de aquellos que son publicados reciben avances más modestos.

Los agentes literarios y editores dicen que así como las descargas digitales de música han significado que menos grupos y cantantes pueden vivir de los acuerdos con las casas discográficas, un menor número de autores literarios será capaz de ganarse la vida a medida que los libros electrónicos cobran mayor aceptación. "Es mejor tener otra fuente de ingresos", dice Nan Talese, de la editorial Nan A. Talese/Doubleday.

En algunos casos, las editoriales independientes han asumido la tarea de firmar con¬tratos con escritores prometedores. Pero ofrecen en prome¬dio entre US$1.000 y US$5.000 por adelantado, una fracciónde los US$50.000 a US$100.000 que las editoriales establecidas pagaban típicamente por el debut de un libro de ficción en EE.UU.

La nota completa de Jeffrey A. Trachtenberg en La Nación, haciendo clic aquí
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|05:53
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|05:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016