Deportes

La Asamblea de la UAR dejó una doble lectura

Finalmente la modificación de los estatutos fue pasada para el 11 de febrero del año que viene. El oficialismo dice que "se está de acuerdo para cambiar el estatuto y hay concenso para debatir a corto plazo". Desde la URBA: "el rechazo a la reforma y los procedimientos fueron unánimes".

La interpretación tiene dos visiones. Si se escucha la voz oficial de la UAR, la asamblea extraordinaria de anteayer por el cambio de estatuto resultó positiva. Pero si se le presta atención al análisis que ofrece la URBA, la Unión más fuerte del país y principal opositora a la forma en la que pretende hacerse la reforma -en la actualización de las leyes está de acuerdo-, la cumbre de dirigentes nacionales dejó una unánime negativa. Esta doble interpretación no deja de lado la incertidumbre. Lo concreto es que hasta el 11 de febrero, fecha pautada para la finalización del cuarto intermedio que se planteó anteayer, se profundizará en la búsqueda de una letra que deje conforme a la mayoría, para de esa manera conseguir el sí en la próxima votación. Además, se fijó para el 21 de febrero para hacer una asamblea ordinaria en la cual se tratará la renovación de autoridades, publica La Nación en su edición de hoy.

En esta decisión, solamente 24 uniones provinciales tienen derecho a voto, y en la reciente moción, 23 de ellas aprobaron el intervalo; la única que se opuso fue Buenos Aires. Este panorama no deja de inquietar, porque en las intensas negociaciones que se avecinan la misión de la mayoría será convencer a Buenos Aires, algo que parece poco probable.

Olé coincide y agrega que:  Raúl Sanz, secretario de la UAR, tendrá más tiempo para desarrollar su objetivo: definir una lista del Interior para imponerse a la URBA (el Ruso quedaría como un CEO, ad honórem y por fuera de la lista), pese a que él es un dirigente de extracción porteña, pero con grandes diferencias respecto de sus pares. Buenos Aires, en tanto, deberá usar el tiempo que queda para tejer alianzas con algunas provincias, y así poder llegar a sumar más del 50% necesario para llegar al poder y, a la vez, seducir dirigentes de cinco Uniones diferentes, requisito que plantea el estatuto para poder completar el Consejo Directivo.

La clave la tiene el Interior: ¿sigue apoyando a Sanz y llegan al sillón o alguno se le da vuelta y se va con la URBA? Veremos...
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|17:06
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|17:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes