La lista de los peores libros de texto, según Foreign Policy

Los estudiantes de todo el mundo se encaminan de vuelta a clase, pero muchas de las lecciones que aprenden no son sólo falsas, también peligrosas.

IRÁN

Plan de clase: Guerra religiosa, roles de género.

Contenido: Los líderes iraníes han adoptado los nuevos medios de comunicación para compartir sus mensajes políticos con el mundo, pero dentro del país el adoctrinamiento comienza todavía con la letra impresa. Según un estudio, los libros de texto iraníes enseñan a los escolares de doce años que “cada joven musulmán debe infundir miedo en los corazones de los enemigos de Dios y su pueblo mediante su disposición para el combate y su habilidad en el tiro al blanco”. Los hombres están obligados por ley a prestar 18 meses de servicio militar a la edad de 19 años. La República Islámica, según recoge un estudio de 2008 del think tank Freedom House, anima a los estudiantes a abrazar la supremacía islámica y un sistema político desigual en el que “algunos individuos nacen siendo ciudadanos de primera clase, a causa de su identidad, sexo y forma de pensar”. Las mujeres, por ejemplo, son representadas como “ciudadanas de segunda clase” y descritas fundamentalmente en situaciones domésticas y de tipo familiar.

Fuente principal: “La yihad defensiva es responsabilidad de todos, jóvenes y ancianos, hombres y mujeres, todos, absolutamente todos, deben tomar parte en esta sagrada batalla, luchar dando lo mejor de sí o asistir a nuestros combatientes”. —De un libro de texto de estudios culturales y religiosos islámicos para escolares de doce años.

CHINA

Plan de clase: Historia alternativa.

Contenido: Los libros de texto de historia chinos –en un fenómeno muy parecido a lo que le pasa al propio país con la vacilante aceptación de sí mismo como potencia mundial– están llenos de contradicciones. El gigante asiático, a ojos de millones de estudiantes, es a la vez sumisamente inocente y sin rival en cuanto a potencia militar, simultáneamente modesta y jactanciosa. Los libros escolares ignoran la invasión de Tíbet en 1950 y la guerra chino-vietnamita de 1979, lanzada por Pekín en respuesta a la ocupación de Camboya por parte de Vietnam, y enseñan que China sólo ha tomado parte en guerras por motivos de defensa propia. Además pasan por alto el Gran Salto Adelante del presidente Mao Tse Tung de 1958 a 1961, que produjo una hambruna masiva y 30 millones de muertos.

Un ejemplo de la desfachatez de estos libros se puede encontrar en los capítulos sobre la II Guerra Mundial, conocida en algunos de ellos como “la Guerra Antijaponesa”. La captura por parte de los japoneses de la ciudad de Nanjing –con frecuencia conocida como “la violación de Nanjing”–, en la que unas 300.000 personas fueron asesinadas por las tropas japonesas, es descrita como “el [suceso] más terrible de [la historia] del mundo”. (Para ser justos, los libros de texto nipones no son mucho mejores; estos tienden a pasar de puntillas sobre el episodio, llamándolo “incidente”, “masacre” o “el incidente de la masacre”.) La versión china de la historia cuenta que Japón fue derrotado en la guerra gracias a la resistencia china, no por la entrada de Estados Unidos en el conflicto.

Fuente principal: “La razón fundamental de la victoria [en la II Guerra Mundial] es que el Partido Comunista Chino se convirtió en el poder central que unió a la nación”. —De un libro de texto chino usado de manera generalizada.

ARABIA SAUDÍ

Plan de clase: Enemigos de la fe.

Contenido: Tras los ataques del 11-S –en los que 15 de los 19 secuestradores de los aviones eran saudíes— el rey Abdalá convirtió en una prioridad la reforma de los libros de textos del país, que habían estado repletos de referencias a los cristianos, los comunistas, los sionistas y los “no creyentes” occidentales como enemigos de los musulmanes. Nueve años después los avances han sido lentos. En 2006 Riad prometió eliminar “todos los pasajes intolerantes”, pero algunas fuentes dicen que los niños todavía aprenden de textos que promueven el antisemitismo y la yihad. Una vez más, Arabia Saudí ha afirmado que los libros y los programas que se usan tanto en el reino como por los colegios que el reino financia en otros sitios “serán completamente revisados durante los próximos tres años”. Las escuelas saudíes en lugares como Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Turquía usan todos materiales de estudio similares.

Fuente principal: “Completa los espacios en blanco con las palabras adecuadas (islam, fuego del infierno): Cualquier otra religión que no sea el ______________ es falsa. Quien muere fuera del islam entra en el ____________”. –De un libro de texto para escolares de seis años. 

“Como cita Ibn Abbas: los simios son judíos, el pueblo del Sabbat; mientras que los cerdos son los cristianos, los infieles de la comunión de Jesús” —De un libro de texto para estudiantes de trece años sobre monoteísmo y jurisprudencia.

 

ESTADOS UNIDOS

Plan de clase: Introducción a la guerra cultural.

Contenido: El Consejo de Educación de Texas provocó una tormenta internacional la primavera pasada cuando sus miembros aprobaron un controvertido nuevo programa de estudios para las ciencias sociales. Las nuevas pautas se inclinaban con fuerza a la derecha –defendiendo el capitalismo estadounidense por todos sitios y sugiriendo una intencionalidad religiosa por parte de los padres fundadores.

Algunos de las polémicas más notables tenían que ver con el lenguaje que rodea al imperialismo estadounidense (ahora conocido como “expansionismo”), con la pionera del control de natalidad Margaret Sanger como promotora de la “eugenesia” y con una recomendación a los profesores para que los estudiantes sean instruidos en “describir las causas, organizaciones e individuos clave del resurgimiento conservador de los 80 y 90, incluyendo a Phyllis Schlafly, el Contract with America, la Heritage Foundation, la Moral Majority y la Asociación Nacional del Rifle”. El consejo incluso recomendó que Thomas Jefferson, creador de la expresión “separación de la Iglesia y el Estado”, fuera excluido de una lista de pensadores de todo el mundo que inspiraron las revoluciones de la era de la Ilustración. Y, en homenaje a los demócratas, el “impeachment de Bill Clinton” se unirá al Watergate en las lecciones sobre “escándalos políticos”.

Las pautas del programa de estudios son revisadas cada década y sirven como patrón para los editores de libros de texto. Los 4,8 millones de estudiantes de los colegios públicos de Texas convierten este Estado en uno de los mayores mercados para libros de texto y en factor determinante de lo que el resto de los escolares del país estudiarán, ya que las editoriales nacionales a menudo adaptan sus textos a las pautas de este Estado.

Fuente principal: El nuevo plan de estudios todavía no se ha visto reflejado en los libros de texto, pero se espera que los exámenes sorpresa tengan un aspecto ligeramente diferente. –Newsweek publicó recientemente algunos nuevos ejercicios que es probable que adopte el consejo escolar de Texas:

“Explica cómo el rechazo árabe del Estado de Israel ha conducido al actual conflicto”. Y “Valora los intentos de las organizaciones globales de socavar la soberanía de Estados Unidos”.

RUSIA

Plan de clase: El amigo Stalin.

Contenido: No puede ser fácil interpretar bajo una luz positiva a Joseph Stalin, bajo cuyo liderazgo perdieron la vida más de 20 millones de rusos. Pero eso es lo que se está intentando hoy en Rusia. Promovido por el entusiasta de la vida salvaje y antiguo agente de la KGB Vladímir Putin, el programa de estudios se ha embarcado en un proceso de reestalinización llamado “historia positiva”. Aleksandr Filippov, autor de un nuevo libro escolar aprobado por el Kremlin, declaró al Times: “Es una equivocación escribir un libro de texto en el que los niños aprendan horror y asco sobre su pasado y su pueblo”.

Su libro dedica 83 páginas a los planes de industrialización de Joseph Stalin, pero sólo un párrafo a la Gran Hambruna de 1932 a 1933 en la que millones de personas padecieron de inanición como resultado de una política agraria llena de errores. También minimiza el papel que desempeñaron los aliados de la Unión Soviética durante la II Guerra Mundial, diciendo que “se limitaron principalmente a suministrar armas, materiales y provisiones a la URSS”.

Fuente principal: “[Stalin] actuó de manera completamente racional –como guardián de un sistema, como constante apoyo para reconvertir el país en un Estado industrializado”. —De Una historia de Rusia, 1900-1945.

Accedé desde aquí a Foreign Policy para leer más notas.

Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|11:54
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|11:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y los libros de texto de Argentina?? como andan con respecto de la realidad u intecion de objetividad?
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic