Deportes

Entrevista completa a Celso Cerda y Claudio Ponce

Los integrantes de ICLIM dialogaron a fondo con MDZ. Acá está la entrevista completa con estos dos deportistas.

Estuvimos con Claudio Ponce, Presidente de ICLIM, y Celso Cerda, integrante de la institución, con quienes analizamos no sólo el presente de la institución sino también el del deporte para discapacitados en Mendoza.

¿Que es ICLIM?

Celso: Es una asociación que organiza deportes sobre sillas de ruedas, es un club que se dedica al deporte adaptado, tiene 38 años de existencia en Mendoza, es miembro fundador de la Federación argentina de deportes sobre sillas de ruedas y trata de ser un club que le posibilita a las personas con discapacidad motriz, realizar la práctica del deporte recreativo y de competencia, según lo elija cada uno.

¿Que significa deporte adaptado?

El deporte adaptado está entendido a nivel mundial como la posibilidad del deporte con todos sus componentes para sectores de la población que no pueden acceder de una manera convencional. Es un término que surge como complemento del deporte tradicional.

¿Que disciplinas hay en ICLIM?

Practicamos básquet, tenis de mesa, natación y atletismo, pero el que más se practica es el básquet porque es el que más ayuda al discapacitado, porque lo hace una persona independiente. Cuando aprende el manejo de su silla de ruedas, se puede desempeñar mejor en la vida cotidiana. Cuando aprende a manejar la silla, más o menos en tres años, es un hombre independiente.

¿Es complicado manejar una silla de ruedas para jugar al básquet?

Claudio: Si. Aprender a andar, andás ahí nomás, pero si vos tenes un pívot de cinco metros de altura y me tenés a mi que soy chiquito pero con un buen manejo de silla, lo paso por encima.

¿Que los llevó a practicar deportes?

Claudio: A mi me gustó siempre el deporte de conjunto,  cuando aparece esto me pareció una buena forma de practicarlo, y después, ¿viste que los “rengos tendemos a los desafíos,  siempre queremos superarnos  y lograr cosas?, bueno, así fui creciendo. Era una buena época con mucha capacitación para aprender.

En realidad como nos acercamos nosotros al deporte adaptado no es de la misma manera que ingresa un pibe al deporte convencional. Este deporte nosotros buscamos que se adapte al proceso de la rehabilitación funcional, hay un auge en el tema y ahora se empezó a ver este deporte como desde otro punto de vista, como el  lugar donde adquiría otras cosas como la socialización, la autovaloración, la independencia, cosas que en realidad el deporte trae de por si.

Celso: A mi un poco me forzaron a hacer deportes, porque yo entré a los 14 años y en ese momento no me identificaba mucho con las personas con discapacidad, a pesar de ser amputado desde muy pequeño, desde que tenía un año,  y medio. Así que fue como “andá a probar, y si no te gusta no te jodo más”, pero algo tenés que hacer. Y fue mi vieja y una muy buena maestra que tuve las que me apoyaron, y cuando volví ya sabía que ese era el ámbito en el que me tenía que desarrollar. Y en la mayoría de los casos es así. Nosotros tenemos que dar como club el empuje a mucha gente que no se muestra interesada en hacer deportes.

¿Porqué? ¿Porque se meten para adentro?

Yo creo que hay una etapa que ellos tienen que superar que generalmente es de uno o dos años y ese proceso creo que lo tienen que hacer solos o acompañados de nosotros que estamos en el tema y que hemos visto pasar mucho tipo de discapacidades y que los vamos aconsejando, les vamos diciendo los pasos a seguir, y creemos que nos escuchan más que a un profesional, por ejemplo. Porque nosotros trabajamos con la persona que tiene el alta médica, que ya está, con el que no se puede hacer nada más.

Con el que tiene que acostumbrarse a ser discapacitado….

Eso, y tiene que asumirlo, porque no todo el mundo lo asume bien. Además la rehabilitación en la Argentina es cara, por ejemplo un almohadón para discapacitados con lesiones medulares vale mil pesos como mínimo, y si no lo tiene se escara seguro, nosotros lo sabemos bien eso, entonces la cosa es prevenir aunque eso es caro.

¿Como se mantiene ICLIM?

Primero es un club que lo hemos bancado nosotros en estos 38 años, alguna vez hemos tenido un poco de apoyo, pero nunca ha sido ni importante ni suficiente. Generalmente el apoyo llega  desde lo público, pero el club lo bancamos los dirigentes que también somos atletas, y cuando nos llega la edad de colgar, pasamos a la dirigencia. Durante el año 2007 contamos con el auspicio de el Casino de Mendoza, y eso nos permitió bancar parte de lo que son los costos que tiene el club. Porque el deporte adaptado es caro. La diferencia con un basquetbolista convencional es que él como mucho tiene que comprar unas zapatillas que valgan 300 pesos, en cambio el que está en silla de ruedas como poco tiene que comprar una silla que vale 3000 pesos.

¿En que nivel está el equipo?

Estamos en la Liga nacional, en la segunda división, y tenemos un equipo que siempre pelea por el ascenso. Tenemos jugadores en la selección argentina y un buen semillero de chicos jóvenes.

¿Hay categorías en el básquet en silla de ruedas?

No. El sentido común dice que vos a un pibe, salvo que esté bien formado,  si tiene 14 o 15 años no  lo podés poner a jugar con tipos más grandes, pero a veces sucede que vos encontrás chicos de esa edad jugando contra jugadores más grandes. Lo que pasa es que no hay tantos jugadores entonces vos tenés que echar mano a lo que tengas. Es como medi de ajedrez esto de armar un equipo. Porque en primer lugar se evalúa la capacidad del atleta, es decir lo que te queda bueno, y se pone un puntaje del 4,5 al 1. Y vos al formar el equipo tenés que tener un puntaje máximo, por ejemplo, en la categoría nuestra, en la B tenés 14 puntos. Es decir que en un equipo vos tenés que meter sí o sí todo tipo de discapacidad motora, de manera de equilibrar la fuerza motriz. Entonces vos podés jugar con dos amputados como máximo por equipo, y mezclar con otros que tengan limitaciones funcionales más severas.

¿Como entrenan?

El entrenamiento es riguroso,  hacemos pretemporada, y tenemos un plan de entrenamiento muy exigente. En plena temporada entrenamos tres veces por semana haciendo táctica, y además cada jugador tiene la responsabilidad de hacer trabajo físico por su cuenta. Cada uno busca un gimnasio que le quede cerca y le dedica el tiempo que pueda, el tema es que en silla tenés que tener base física.

¿Tienen apoyo privado?

Claudio: No hay. A este trabajo de hormiga no lo ve nadie, lo ven cuando estás arriba, pero si estás perdiendo no te ve nadie. Y eso desde lo público, porque desde lo privado, olvidate…

Celso: Yo creo que debe ser por desconocimiento, y además lo que me parece es que el sector privado no apoya al deporte en general, es decir que nosotros no estamos muy lejos de las generales que cubren al deporte amateur en general.

¿Como actúa un padre cuando se acerca a ICLIM a llevar a su hijo por primera vez?

Los padres que tiene un hijo con discapacidad entienden que su compromiso con el pibe es fuerte durante la rehabilitación, y muchos no ven con claridad que el deporte es importante en el resto de la vida de su hijo. Es como que llevando un hijo a rehabilitación ya cumplieron. No ven la necesidad de que tengan una inserción en el campo del desarrollo deportivo. Nosotros muchas veces tenemos que convencer al padre que tiene que llevar al hijo, de mantenerlo en un régimen regular de prácticas deportivas. Un padre de un hijo sin discapacidad ve que es bueno que su hijo esté en el deporte, un padre de un hijo con discapacidad ve que es bueno que tenga rehabilitación. Como que no tiene incorporado que el deporte es algo que le va a servir para el resto de su vida.

Para muchos padres de personas que han tenido una vida normal y han quedado discapacitados después de un accidente, les cuesta entender eso, por eso tratamos es que primero los lleven y que después los dejen solos, que no lo lleven más, como cualquier deportista.

¿Como llegan Ustedes  a practicar deportes?.

Claudio: Yo llegaba en la silla. A mi no me llevaban, yo hacía kilómetros y kilómetros en la silla para ir a practicar. Ya llegaba calentito al entrenamiento (risas), éramos tantos que llegué a jugar en la primera del equipo a los cinco años.  Y me decidí a practicar básquet en silla de ruedas primero porque necesitaba una cosa como de buscar otros pares, otros como yo, una identificación. Yo vengo de una infancia muy humilde entonces no me cabía otra que hacer algo así. Y yo siempre fui muy deportista, pero yo opté por el básquet porque es un deporte de conjunto. Además aprendí a ver cosas nuevas como las sillas, por ejemplo, yo tenía una silla de caño cuando empecé, y ahora con esta puede desenvolverme mucho mejor. Contrariamente a lo que se cree que el discapacitado está atado a una silla de ruedas, la realidad es que ésta te posibilita lo que te posibilitan las piernas, es decir que la silla es un facilitador, no un problema, y hay que cambiarle la imagen que tiene. Es decir que mientras mejor sea tu silla, mejor van a ser tus posibilidades de movimiento.

Celso: Yo llegué por una imposición de mi vieja, que me dijo vos tenés que ir y hacer deportes, si no te gusta, vení y vemos, pero probá. Y me acerqué al club, y después de la primera práctica entendí que allí estaba lo mío. Eso me ha permitido muchas cosas, entre ellas viajar y conocer.

Más allá de los logros materiales, ¿que sienten que han logrado practicando deportes?

Calidad de vida, y además hemos adquirido conocimientos para ayudar a los nuestros. El tema de las sillas, por ejemplo, si conocemos algo nuevo, enseguida lo comunicamos, porque de nada me sirve a mi ganarle a un equipo que tenga sillas ortopédicas, por ejemplo.

¿Han tenido casos de personas que estuvieran negados a participar por su discapacidad?

Esos casos son los más comunes. Es distinto la persona que viene con su discapacidad desde niño, ya que la viene madurando, aunque siempre hay un momento de shock, de ostracismo para reflexionar sobre que lo que pasa que no soy igual al otro, digamos, ese momento en la persona que trae su discapacidad desde niño es más corto y fácil de superar. El que tiene una vida convencional, se accidenta y queda con una discapacidad, a ese le cuesta mucho pensarse con nuevas limitaciones. Entonces ahí es donde reniegan y cuesta mucho sacarlos. Ese proceso les lleva más o menos dos o tres años, pero lo que nosotros sabemos es que todos, así como hacen la crisis, tienen  las herramientas para salir de ella, aunque es cierto que hay un pequeño porcentaje que se va de la vida con su discapacidad. Y lo que tiene de bueno estar en un club donde hay gente que tiene tus mismas limitaciones eso de llevarte a enfrentar situaciones, decir si este puede, porque no puedo yo, si este maneja, porque no puedo manejar yo, tiene novia, esposa, hijos, porque no lo puedo hacer yo.

¿Porque siguen haciendo esto?

Lo nuestro es que sentimos que tenemos que hacerlo, que no queremos que el deporte se muera, que no decaiga, que mantengamos el nivel  que tenemos. Buscamos que se acerque más gente al deporte, más discapacitados, y gente convencional,  que nos vaya a ver, a ver de que forma nos puede ayudar. Nosotros siempre luchamos por la integración, y es por eso que a nivel mundial ya se está permitiendo un jugador convencional por equipo, o jugadores que tiene lesiones típicas del básquet y que no pueden seguir practicando este deporte en forma convencional, y lo hacen en silla de ruedas. Esto está permitido a nivel mundial. Hay un proceso de acercamiento muy fuerte del básquet convencional al de silla de ruedas.

Con el INEF vamos a hacer un partido, enfrentando a sus alumnos, para que aprendan  a visualizar también la perspectiva de este deporte. A ver que no es tan fácil subirse a una silla, que se necesitan por lo menos tres años para manejarla bien. Nos pasa con nuestros profes que practican con nosotros y no la mueven ni ahí. Hoy este básquet también se ha hecho rapidísimo, por ejemplo hay atacantes como Celso que lo hace en 6 segundos, y eso te gana un partido.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|19:34
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|19:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016