Cóctel por el Bicentenario de la República de Chile: todos los pormenores

Con motivo del 200º aniversario de la Independencia Chilena, los miembros del Consulado de Chile en Mendoza ofrecieron un delicioso cóctel de honor en la Bolsa de Comercio. En la nota, enterate de algunas perlitas del evento y no te pierdas la extensa galería de fotos.

En cuestión de eventos consulares, el aniversario de Chile –quizás por la cercanía, quizás porque en el verano sigue convirtiéndose en “la palya de los mendocinos”- es uno de los más esperados y también es aquel al que todos quieren ir.

La lista de invitados fue conformada por miembros de las más diversas ramas de la sociedad mendocina: artistas, empresarios, representantes de distintas entidades de la sociedad civil, miembros de colegios profesionales, miembros de otros cuerpos consulares y ex políticos llegaron a partir de las 20 horas al salón principal de la Bolsa de Comercio para disfrutar de un ágape y felicitar a Eduardo Bonilla –cónsul de Chile en Mendoza-, Marta Agonh –su esposa- y Verónica Chaín –vicecónsul de Chile en Mendoza- .

Eduardo Bonilla escoltado por dos diosas: Martita Agonh (su esposa) y Vero Chaín.

Con una elegancia digna de ser destacada, los tres anfitriones recibieron en el hall del salón a los invitados conforme iban llegando con un ceremonioso pero cordial y cálido saludo.

Sabores típicos en un suculento banquete. Con la compañía de deliciosos varietales blancos, tintos y rosados y bebidas sin alcohol para quienes las solicitaran, las especiales características del catering fueron alabadas por todos los presentes.

Es que, luego de una entrada de finger food –rollitos de salmón ahumado rellenos de alcaucil, pinchos de pollo y verduras asadas, empanadas de carne, perniles de ternera y variedad de salsas y diferentes tipos de canapés- los platos de mar fueron la vedette. ¿El más aplaudido? El  salmón rosado con salsa y mejillones.

María Lidia Vautier, Liliana Herrera, Felipe Andreu, Manuel Fairen (cónsul general de España), Arturo Erice, Marcela Argumedo y Agustina Tolosa.

Los postres también dieron la nota: la leche asada, las frutillas con crema y las tortas de merengue y lúcuma, los más pedidos.  

El ropero encima. Todos los invitados descollaron por su elegancia, sin embargo la sobriedad fue la que imperó a la hora de elegir el look. Para los hombres, el traje oscuro fue la constante. El color estuvo en sus corbatas, ya que ninguna pudo ser tildada de sobria. El rojo fue el más repetido.

En el caso de las damas, el blanco y el negro ganaron la pulseada. Por supuesto, muchas –sobre todo las más jóvenes- se animaron al color y a las polleras cortas. ¿Los modelos más vistosos? Los “onda pañuelo” o las camisolas de tipo hindú.

Tres señoras elegantes. Mónica Mastracusa, Mónica de Ostropolsky y Patricia Panella.

Un poco tristes. En su discurso, Eduardo Bonilla anunció oficialmente que al finalizar este año todo el cuerpo consular regresa a Santiago, en donde deberán residir por espacio de dos años para luego ser destinados nuevamente. La noticia causó sorpresa y dejó a muchos de los asistentes con gran consternación. "Realmente, Tanto Eduardo como Martita y Vero se han transformado en personas muy queridas de nuestra comunidad. ¡Vamos a extrañarlos mucho!", comentó un reconocido empresario.

"Bueno, por lo menos los próximos dos años estarán en Santiago de Chile... seguro que podremos visitarnos mutuamente", dijo otro amigo esperanzado.

El salón de la Bolsa de Comercio lució repleto.

Ausencias que causaron malestar. El comentario general de todos los invitados y de los periodistas que cubrieron el evento fue la falta de presencia de los funcionaros provinciales. Ni el gobernador Celso Jaque ni el vice Cristian Racconto se acercaron a saludar al cónsul chileno. Tampoco ninguno de los integrantes de la cartera de ministros.

“Es vergonzoso. Esta actitud es una reiteración del desplante que se le hizo desde la provincia a la Alcaldesa de Viña del Mar Virginia Regginato Mosso cuando vino, hace poco más de un mes, a presentar los festejos que preparó especialmente la V Región para el cumpleaños número 200 del país trasandino. Tampoco apareció nadie.” comentó uno de los organizadores.

Sólo pudo verse a representantes del poder judicial: Alejandro Pérez Hualde –presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza- y Jorge Nanclares –uno de sus ministros- fueron de la partida.

En Imágenes