Deportes

Mónaco salió a bancar a Nalbandian: "David nos hace crecer"

Mónaco, que lucha por un lugar como singlista, habló del líder, Nalbandian: "La gente no se imagina lo que es la Davis para él".

Muy comedido, Juan Mónaco se disculpa sin necesidad por conceder la charla en el poco ortodoxo lugar de la entrada de los vestuarios, quizá por la sensación de que es un sitio de paso. Pero eso permite apreciar el grado de afecto que hay en la relación con los jugadores franceses: de a uno desfilan por al lado Michael Llodra, Richard Gasquet y Gilles Simon, y nadie pasa sin broma o un apretón de manos con Pico. "Me llevo muy bien con todos, sobre todo con Richard, con Monfils, con este loco [por Gilles]... Con los que son de mi camada me llevo bien. Son muy buena gente. Pero el viernes tendremos el cuchillo entre los dientes, como dijo Simeone", dice el tandilense. 

Esa gota también pinta el buen estado de ánimo de un jugador que este año no tuvo mucha ocasión para ponerse contento, en particular después de la lesión en la muñeca izquierda que lo alejó del circuito por unos tres meses. Por eso probablemente no esperaba la citación de Tito Vázquez. "En el US Open -admite- jugué mal. La ilusión uno la tiene siempre, en mi caso por cómo venía jugando antes, pero si era por cómo rendí en el US Open era difícil esperarlo. Por eso estoy agradecido y feliz." 

Les resta importancia a la cuestión de la muñeca y a otra que apareció aquí, anteayer, una torcedura en el tobillo derecho, casi una epidemia en los últimos tiempos que también sufrieron David Nalbandian, Eduardo Schwank y hasta el francés Monfils (ver aparte). Todavía no se sabe si será Pico o Eduardo Schwank el singlista que acompañe a David Nalbandian. El capitán lo está estudiando y Mónaco se pone a la orden. "Desde que me convocaron trato de ir día a día, de buscar confianza. Me pone muy contento esta oportunidad. Lamentablemente vengo de una lesión y tal vez no es mi mejor momento, pero la vida del tenista es así, está llena de oportunidades. Acá tengo una muy buena para representar al país y haré todo lo posible para rendir al ciento por ciento." 

-¿Tenés confianza? En la Davis es vital. 

-A veces uno viene muy bien y en la Davis no rinde; a veces se da al revés. A mí me gusta jugarla. No vengo con toda la confianza que me habría dado jugar muchos partidos, así que trato de ganármela en cada entrenamiento. 

-Hace poco comentaste que te debés una gran victoria en la Copa. ¿Estás para dártela? 

-La oportunidad está. Sería muy lindo jugar en polvo y en Buenos Aires, pero los partidos más difíciles que me tocaron en la Davis fueron en el extranjero, en superficies que no son mis favoritas. Pero cada partido es una oportunidad nueva. Ojalá pueda aprovecharla, que sea favorable y que me haga crecer. 

-¿Cómo ves la serie? 

-Está más que claro que nosotros somos punto. Jugamos de visitantes, en la cancha que ellos eligieron y contra jugadores que están en un muy buen momento. Pero la Argentina está sorprendiendo este año. Es un equipo un poco nuevo, que está unido y se nota. Tenemos que ir con cautela, porque los favoritos son ellos. La serie es muy dura, pero la ilusión la tenemos. 

-¿Es realmente así lo de la armonía del grupo? 

-Es tal como se ve de afuera. Nos llevamos bien, tiramos para adelante y tenemos todos buena fe. Aprendimos que ésa es la única manera... Si formamos un buen grupo podremos ganar o perder, pero la alegría que llevamos a cada desayuno se nota y eso reconforta. 

-Tito es un conductor muy particular. ¿Qué es para vos? 

-En la cancha Tito trabaja muy bien, tiene mucha experiencia, muchas historias encima y mucho tenis visto. Es muy bueno que a uno le hablen mucho, con la sapiencia que él tiene. Fuera de la cancha es una persona muy divertida, la pasamos muy bien con él. Le estoy muy agradecido por la confianza que me tuvo siempre. 

-¿Qué significa jugar la Davis con un compañero como Nalbandian? 

-Gracias a Dios que David es argentino. Es un líder nato y lo notamos. Estamos orgullosos de tenerlo como compañero, es muy ganador, nos alienta y lleva todo adelante. A él le encanta jugar la Copa Davis, le encanta jugar por el país. Y a nosotros eso nos hace crecer como jugadores. La gente no se imagina del todo lo importante que es la Copa Davis para él. A nosotros nos empuja para cumplir ese sueño suyo y de todos. 
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|08:31
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|08:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic