Un trío creativo para una muestra joven

Natalia Sánchez Valdemoros, Juan Castillo y Juan del Balso son los artistas que forman parte de la muestra actual de arte del Hotel Diplomatic. En la nota, mirá la galería de fotos con todos los que asistieron al cóctel de inauguración y enterate de las características que presenta cada uno.

Un concurrido brindis de honor fue la forma que eligieron Nati Sánchez Valdemoros, Juan Castillo y Juan del Balso para declarar oficialmente inaugurada la muestra triple en uno de los principales salones del Hotel Diplomatic de nuestra Ciudad.

“Tripartita es una exposición que propone un recorrido por la obra de tres jóvenes artistas de una misma generación. Se trata de una confluencia de estilos que no confiere un carácter heterogéneo a la muestra. Por el contrario, tiene un discurso coherente al referirse a una característica propia del arte contemporáneo: la creación simultánea de diferentes series, presente en la producción propia de cada artista”, explica Natalia Da Rold, curadora del evento.

Reunión de talento. "Vinimos a felicitar a nuestros colegas", comentaron los artistas plásticos Martín Villalonga, Lucía Coria, Fernando Jereb, Osvaldo Chiavazza y Carlos Escoriza.

Los artistas

Natalia Da Rold -curadora de la muestra- junto a los tres expositores: Juan del Balso, Natalia Sánchez Valdemoros y Juan Castillo.

Natalia Sánchez Valdemoros. Con la osadía que corresponde a su temperamento, sus obras se muestran tal cual son: no esconden, se presentan. Sin buscar la moda, atiende su propiedad y lo comparte.

Esta artista propone en esta muestra dos series: “Reflejos”, donde cada ventana es un resultado adquirido. Cálidas, minuciosas, rodeadas de tiempo, el ser humano está implícito en cada una de ellas, componiendo territorios diáfanos que seducen y atrapan la mirada.
Sin abandonar lo aprendido decide indagar otras temáticas, siempre vivaces, como los mundos idealizados que encierran sus obras en la serie “Cuentos cortos”.

Animales, personajes y narraciones pueblan sus pinturas permitiendo verificar que su obra es una búsqueda para establecer profundos vínculos con ella, desde la experimentación y el disfrute.

La personal manera de expresar el color, de componer las formas y la organización de las mismas en el lienzo nos hablan de una particular manifestación, que al principio es espontánea, improvisada, parte del juego instintivo y libre, pero que luego deja aparecer el sentido estético, el criterio artístico que termina controlando el conjunto para darnos una obra exquisita con técnica y gestos autorreferenciales.

Juan Castillo. Este artista trabaja sus obras con el concepto de “híbrido” ligado a lo multimediático, a la extensión y fusión de los campos y de las diferentes disciplinas del arte. Identidades ambiguas en los sujetos, entrecruzamiento de ficción y realidad de los medios masivos, reconocimiento del ser latinoamericano como híbrido entre lo aborigen y lo europeo, alejado de las polaridades, reflejando una visión cosmopolita del mundo.

Las primeras imágenes surgen a partir de la mutación que va sufriendo la fotografía hasta llegar a ser pintura, pasando por un proceso reconstructivo y simplificante que opera desde la manipulación digital.

El resultado es una pintura con características propias de la estética del media art, vinculada al realismo fotográfico.

La serie de personajes híbridos constituidos por humanos con cabeza de animal, funcionan como paradigma del ser contemporáneo y principalmente como generadores de situaciones inciertas. Una obra abierta y sugerente que pretende generar en el espectador preguntas y la creación de su propio relato.

Juan del Balso. De formación autodidacta, es un artista ecléctico por definición. Para él variar materiales no solo es un goce sino una necesidad. Esta versatilidad hace que frente a cada material, exprese lo que éste le indica, sin límites de técnica. 


En sus obras modeladas en arcilla, generalmente apunta a la figura humana con una impronta abstracta y matérica. Es que aún después de haber estudiado la figuración clásica en su estadía en Italia, redescubre en cada nueva obra un americanismo que sale con fuerza y peso, marcando una identidad imposible de borrar.

En la serie de obras “construidas” elige retazos de metal, madera o yeso para componer sus figuras. Trabaja sobre el tema del animal, con imágenes donde campea un sincretismo nacido de su imaginación, en donde encuentra la línea ideal para que cada escultura signifique, y con elegancia y sutileza nos conmueva.

El registro audaz como refinado y la gran franqueza y pasión presentes en la obras conectan al espectador con el ilimitado territorio de su propia creación.

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México