Deportes

Fue liberado el barrabrava de Boca

Se trata de Santiago ‘El Gitano’ Lancry, quien estuvo apresado por algunas horas por su presunta participación en un ataque a balazos contra un prefecto cerca de La Bombonera durante uno de los recitales de Serrat y Sabina.

Santiago "El Gitano" Lancry, sindicado barrabrava de Boca Juniors, fue liberado este viernes luego de permanecer detenido durante algunas horas por su presunta participación en el ataque a balazos contra prefecto en las afueras de "La Bombonera", mientras se realizaba uno de los recitales de Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina.

Según informaron fuentes policiales a Télam, Lancry, quien tiene 50 años y perteneció al grupo liderado por el fallecido José "El Abuelo" Barrita, durante las décadas del ’80 y ’90, fue apresado este jueves por agentes de la División Delitos Contra la Salud de la Policía Federal.

El arresto se realizó durante un allanamiento en una casa de la calle Garibaldi al 1900, en La Boca, donde además se secuestró una pistola calibre 6,35 marca Taurus con once municiones en su cargador.

Tras permanecer alojado en la Unidad 28 del Palacio de Tribunales, Lancry fue indagado este viernes durante tres horas por la jueza de instrucción porteña Fabiana Palmaghini, ante quien negó haber disparado contra el prefecto, aunque reconoció que estuvo presente, pero con la intención de separar a los que se peleaban.

Luego de la indagatoria, el abogado defensor Horacio Riveros solicitó la excarcelación de su cliente y la jueza se la concedió bajo caución juratoria y le fijó la obligación de presentarse a su juzgado cada diez días, informó una fuente judicial.

En diálogo con Télam, el letrado informó que el delito que se le imputa a su cliente, "lesiones gravísimas", tiene una pena de entre dos y seis años de prisión, por lo que es excarcelable, máxime teniendo en cuenta que él carece de antecedentes penales.

Es que si bien fue investigado en varias causas relacionadas con la violencia en el fútbol por el ex juez de instrucción Mariano Bergés, que terminaron con gran parte de "La 12" presa, "El Gitano" siempre fue sobreseído.

Riveros narró que el disparo al prefecto, cuyo nombre no trascendió, se produjo el 16 de diciembre pasado, en medio de una gresca entre un grupo de personas de nacionalidad paraguaya que jugaba un partido de fútbol en la zona de Casa Amarilla y un puñado de "franelitas" que pretendían despejar la zona para que estacionaran los asistentes al recital.

De acuerdo con el letrado, los testigos declararon que se produjeron entre dos y seis disparos de arma de fuego, y dos de ellos señalaron como autor de los balazos contra el prefecto a "un joven de alrededor de 20 años, piel trigueña, delgado".

Según el defensor de Lancry, esa descripción "no se ajusta" al aspecto de su cliente, quien en la indagatoria "explicó que conoce a todos los que se enfrentaron y que por eso intercedió para evitar que la refriega llegara a mayores".

"Cuando vio que era imposible frenar la violencia, ya que había tiros, volaban botellas, piedras y hasta trozos de parrilla, se fue. Eso quedó reflejado en las cintas de las cámaras de seguridad de la Bombonera", añadió Riveros.

El letrado atribuyó la detención de su defendido a que "es el único al que todos los que estaban ahí conocen por el nombre, el apellido y el apodo". "Nosotros no negamos que estuviera en el lugar, lo que sí quedó demostrado con las imágenes es que no participó de la pelea", agregó. Tras la agresión, los pesquisas recogieron testimonios de varias personas "que identificaron a tres de los atacantes, entre ellos a Lancry", dijo una fuente policial consultada.

El prefecto herido ya está fuera de peligro, pero sufrirá por un tiempo secuelas tales como el corrimiento de la mandíbula como consecuencia del disparo, efectuado con un arma de bajo calibre que no se pudo determinar, con orificio de entrada y salida.

Otras cuatro personas fueron asistidas con excoriaciones en la cabeza, el tórax y el rostro, ocasionadas por objetos punzantes, pero su estado de salud nunca revistió gravedad. Lancry, también conocido
como ’Cabezón’ o ’Chupamiel’, es un conocido personaje de la barrabrava de Boca que en los últimos años perdió cierto protagonismo, pero fue lugarteniente del fallecido Barrita.

De todas formas, pertenece a la primera línea de la actual estructura de "La Doce", luego de que sus principales líderes, entre ellos Rafael Di Zeo, fuera detenido. Además, se desempeñaba como guardia de seguridad de la Legislatura porteña por sus contactos con ex viejos punteros de la Unión Cívica Radical y hasta llegó a ser candidato a consejero vecinal.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|05:11
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|05:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016