Deportes

Mundial de básquet: El quinto puesto es sumamente valioso y meritorio

Mario Aluz, el máximo referente del arbitraje mendocino hace un balance del Mundial de Turquía de básquet, del quinto puesto de Argentina, del nuevo campeón y del arbitraje del torneo.

La victoria ante España:

Argentina y España se encontraron definiendo un quinto puesto, en un partido que claramente pudo ser una final. Desde que el equipo de Hernández quedó afuera de la lucha por el título se fijó el objetivo de conseguir quedar lo más alto posible y era claro que no le daba lo mismo a ninguno ser octavos que quintos.

Los partidos con España se han convertido en una especie de clásico y la "generación dorada" tenía la chance de ganarle por primera vez. En los dos primeros cuartos, Argentina le hizo a España lo mismo que Lituania les había hecho en el partido de cuartos de final. Mucha efectividad, gran porcentaje de tiros de tres puntos y todos muy atentos en defensa. Esas condiciones lograron que terminara 20 puntos por encima la primera mitad.

En el tercer cuarto hubo una reacción lógica en un equipo de la jerarquía de España, Argentina se quedó y los europeos lograron alcanzarlos. Esto llevó a un final apretado que los muchachos de Hernández supieron resolver satisfactoriamente.

La ubicación final:

El haber conseguido el quinto puesto es sumamente valioso y meritorio. Apenas perdieron con Lituania el equipo tomó la decisión y aplicó toda la fuerza en terminar lo más arriba posible. Para esta generación no era lo mismo, no daba igual retirarse venciendo a España y quintos que ser octavos. Si bien se bajó de entre los cuatro, ese lugar nos permite seguir en la élite. Se notó que los jugadores estaban felices de haber conseguido ese puesto.

El nuevo campeón:

Estados Unidos  es un justo campeón. Un equipo que sufrió deserciones de los NBA más importantes y que lo habían dejado en una situación expectante. Sin saber si estaba para candidato o sólo para hacer un buen papel. Durante el transcurso del torneo fue demostrando que estaba para cosas importante por su nivel de juego y culminó esa tarea ganando ampliamente una final contra el local y apoyado en un gran trabajo de Kevin Durant que finalmente fue elegido MVP.

El arbitraje:

El arbitraje fue muy bueno, demostró durante todo el torneo un gran nivel. Esto se notó mucho en los partidos más importantes, donde los árbitros argentinos estuvimos muy bien representados por Pablo Estévez en la semifinal Turquía – Serbia, un partido que pese a definirse en los ultimos segundos se definió sin ningun tipo de problemas. La final fue totalmente tranquila y bien dirigida por la terna, gracias también a la ventaja importante conseguida por Estados Unidos no hubo ningun tipo de inconveniente.

´Testimonio oral recogido por Juan Manuel Martínez

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:20
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic