Deportes

Las Leonas con toda la gloria: otra vez campeonas del Mundo

El seleccionado argentino de hóckey césped femenino se coronó campeón mundial al derrotar a Holanda por 3 a 1. Dos goles de Carla Rebecchi y el otro de la "rompe redes" Noel Barrionuevo le dieron el tan ansiado título en la ciudad de Rosario que explotó de júbilo por la conquista. Paumen descontó para las europeas.

Las Leonas consiguieron lo que todos estaban soñando: se quedaron con el Mundial de hockey sobre césped, al derrotar en la final a Holanda por 3 a 1. Carla Rebecchi, en dos oportunidades, y Noel Barrionuevo anotaron los goles para el conjunto argentino, mientras que Paumen consiguió el descuento para las europeas.

Rápidamente Las Leonas salieron a “comerse” la cancha. Arrinconaron a las holandesas con un juego de presión y de ataque rápido. Y así llegó el primer tanto, antes de los tres minutos de juego. Luciana Aymar combinó con Soledad García, envió un centro atrás que aprovechó muy bien Carla Rebechi, para derrotar a la arquera rival.



Argentina siguió buscando, como si siguieran igualadas, y antes de los diez minutos consiguió un córner corto, que terminó con un violento remate de la goleadora Noel Barrionuevo para anotar el segundo.

A partir de allí, Las Leonas bajaron el ritmo, y empezaron a manejar el partido aprovechando el nerviosismo de las holandesas, que necesitaban descontar rápidamente. Con muy buen manejo, el equipo argentino no pasaba demasiados sofocones.



Sin embargo, con el correr de los minutos, el conjunto europeo se fue adelantando en el terreno, encabezada por Naomí van As, y Argentina no llegó más, ni siquiera a merodear el arco rival. Así, el último tramo de la primera etapa se jugaron en las inmediaciones de Belén Succi.

En el segundo tiempo Holanda salió decidida a descontar rápido, y antes de los 2 minutos dispusieron de un córner corto, que Belén Succi salvó de milagro. Pero el descuento llegó a los 9 minutos, a través de Paumen, que marcó luego de un córner corto.

Y cuando las europeas iban con todo a buscar el empate, apareció Soledad García con una gran jugada, cedió para Sruoga que remató al palo, y en el rebote, Carla Rebecchi metió un palazo para anotar el tercero y desatar la locura en Rosario.



A partir de allí, el encuentro entró en un ida y vuelta infernal, con Holanda buscando descontar y Las Leonas yendo a liquidar el juego. Era una final con todas las letras, entre los dos mejores equipos del mundo.

A falta de cinco minutos Holanda tuvo una clara chance de descontar, cuando Paumen remató a la salida de un córner corto, y obligó a una atajada enorme de Belén Succi.

Y así se fue partido. Con Las Leonas manejando la bocha y haciendo correr los minutos. Y terminaron festejando un título merecido, y desatando el delirio en Rosario y en todo el país.

Opiniones (1)
7 de Diciembre de 2016|19:29
2
ERROR
7 de Diciembre de 2016|19:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No podrían llevar otro nombre, son un ejemplo de garra, sacrificio y alegría para el deporte Argentino. Eso es jugar con huevo!!!! y es un deporte amateur. Vamos campeonas son un orgullo argentino.
    1
En Imágenes