Deportes

El barrabrava Alan Schelenker rompió el silencio afirmando que es inocente

Los "barrabravas" de River no dejan pasar un día sin sorprender a la opinión pública y hoy fue el turno de las expresiones públicas de Alan Schlenker, quien se declaró inocente del crimen de Gonzalo Acro y hasta afirmó que era amigo del joven asesinado la semana pasada.

Buenos Aires, (NA) -– Los "barrabravas" de River no dejan pasar un día sin sorprender a la opinión pública y hoy fue el turno de las expresiones públicas de Alan Schlenker, quien se declaró inocente del crimen de Gonzalo Acro y hasta afirmó que era amigo del joven asesinado la semana pasada.
  
Schlenker, dueño de una oratoria depurada, se expresó a través de los micrófonos de radio La Red, en el marco de una extensa nota con el programa "De Una con Niembro".
  
Admitió que se va a presentar cuando la Justicia requiera su comparecencia, dijo que teme por su vida, aseguró que trabaja y es un hombre "ocupado" e intentó derrumbar en todo momento las afirmaciones de su oponente dentro de la hinchada, Adrián Rousseau.
  
También se mostró consternado porque no puede comunicarse con Gastón Matera, el joven herido en el mismo ataque que dejó como víctima fatal a Acro el martes de la semana pasada por la noche, en Villa Urquiza.
 
Schlenker definió a Acro como un chico "sano" y aseguró que  Rousseau siempre trató a éste "en forma despectiva".
  
Al respecto comentó que en una oportunidad, en cancha de Almagro, lo tomó de las solapas y lo zamarreó "para los costados".
  
En cuanto a su hermano William, dijo que últimamente estaba "alejado" de la hinchada porque trabajaba en el interior, pero admitió que se había distanciado de Acro porque ambos "disputaron una chica".
  
"Con Gonzalo éramos amigos, hablábamos de cosas de nuestra vida amorosa, pero yo con la familia no tenía relación", puntualizó.
  
Schlenker también se preocupó por refutar los dichos de Rousseau, publicados en la última edición de la revista Veintitres, según los cuales lo acusó de haberse reunido con un grupo de gente para "contratar sicarios y organizar una emboscada".
  
"Diez días atrás estaba "esquiando en Bariloche junto a un amigo", expresó el "barrabrava", y aclaró: "Estoy tan ocupado, tengo tanto trabajo que me tengo que tomar las vacaciones en invierno".
  
Abundó que en la batalla de los quinchos -dentro de las instalaciones del estadio de River- su misión fue "separar" y dijo que esa "fue siempre" su política; además, comentó que le hubiese gustado "ayudar a River como dirigente del club".
  
Contó que su separación de Rousseau se produjo en un partido con Independiente en cancha de Racing, cuando él fue víctima del derecho de admisión y Rousseau ingresó, dejando que todos los medios lo encararan.
  
Recordó que habían ido hasta la cancha "acompañados por el abogado de ambos, Sebastián Rodríguez y una escribana porque
creíamos que la medida era injusta".
  
"Llegamos a la entrada y sorpresivamente (Rousseau) fue pasando de controles, caminando lo más campante mientras que a mi se me tiraban todas las cámara encima, me pidieron documentos en cámara, mientras que él entró y era mi amigo", puntualizó.
  
Dijo que desde esa ocasión no hablaron más y se quejó que después de aquello, Rousseau lo acusó de "mediático".
  
Negó que haya sido "jefe" de la "barra brava" y se consideró "un referente reconocido por los años de asistencia a los estadios", pero dijo que ahora no irá más a la tribuna, aunque sí podría asistir a algún sector de platea.
  
Se definió como productor agropecuario y apicultor, dijo que tiene "familia y estudios".
  
En otro orden, se especulaba con que la AFA no estará dispuesta a tolerar que el Gobierno vuelva a suspender otro partido de River y, si lo dispusiera para la próxima fecha (con San Lorenzo, domingo a las 16:10), no se programaría entonces ningún partido.  
  
El panorama de la violencia en el fútbol se completa con la denuncia que el abogado Marcelo Parrilli anunció que va a presentar, como socio de River, contra el presidente del club, José María Aguilar, y la Comisión Directiva de la entidad, por su supuesta relación y "financiamiento" de las barras bravas de esa institución.
  
"La presentación es sobre el artículo 5 la llamada ley de Prevención de la Violencia en el Deportes (24.192) que sanciona a los dirigentes de clubes deportivos que promuevan, faciliten o protejan a grupos llamados barrabravas", sostuvo.
  
Parrilli, quien fue abogado representante de la familia del joven Angel Vallejo, asesinado junto a otro hincha por barrabravas de Boca, varios de los cuales fueron a prisión por un hecho ocurrido en abril de 1994, basó su denuncia en que "hay una serie de elementos, sobre todo vinculados al financiamiento y la protección".
  
"Sobre todo la entrega de entradas llamadas de protocolo que a partir de su reventa permiten el financiamiento de estos grupos y entrega de sumas de dinero de manera regular y fija y la contratación de barrabravas como empleados del club con sueldos elevadísimos", alertó.
  
Precisamente Gonzalo Acro, asesinado la semana pasada en Villa Urquiza, supuestamente en el marco de una interna de facciones de la barra "Los Borrachos del Tablón", fue empleado del club durante casi seis años, hasta que fue despedido tras la "batalla de los quinchos", en febrero último, cuando cobraba 5.600 pesos de sueldo.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|22:12
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|22:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016