Deportes

El fútbol egipcio también ayuna en Ramadán

Los futbolistas egipcios sudan la camiseta sin comer ni beber durante el día en el mes sagrado del Ramadán, que ha coincidido este año con el inicio de la liga, aunque disfrutan de la venia de los doctores.

"Prefiero ayunar porque es una motivación personal", cuenta a Efe el jugador Beshir al Tabei, capitán del Smouha de Alejandría y conocido internacional con la selección nacional de fútbol de Egipto.

Durante el mes de ayuno, los musulmanes tienen prohibido ingerir cualquier tipo de comida o bebida desde que amanece hasta que se pone el sol, excepto embarazadas, menores, enfermos, viajeros y, gracias a una fetua publicada recientemente por la Universidad de Al Azhar, futbolistas.

El decreto religioso de la institución suní más prestigiosa del mundo ha servido para que el Consejo Central de Musulmanes de Alemania haya permitido que fieles que juegan en la Bundesliga coman y beban durante el día.

Laureado como el mejor jugador del campeonato árabe de clubes del 2003, Al Tabei niega que su aptitud física se resienta con la abstinencia diaria porque la única diferencia en su juego durante el Ramadán es "la ilusión personal" del ayuno.

Al Tabei asegura que ha ayunado siempre, incluso durante las cuatro temporadas en las que jugó en la liga turca donde, según él, los futbolistas locales lo tienen prohibido y es opcional para los extranjeros.

Un antiguo directivo del club Zamalek, Abdalá George, explica que todo el vestuario del equipo cairota, uno de los más importantes de Egipto, ayuna porque los partidos y los entrenamientos se celebran tres horas después del "iftar", la comida que acaba con la abstinencia diaria del Ramadán.

"Disponemos de permiso para romper el ayuno en aquellas circunstancias en las que haya que jugar durante el día o en el extranjero", apunta George, quien subraya que la abstinencia forma parte de "la relación personal con Dios, por lo que el fútbol tampoco debe interferir en ese vínculo".

¿Y cómo viven el Ramadán los pocos extranjeros de otras religiones que juegan en la liga egipcia? El portero chileno Leonardo Zamora, compañero de Al Tabei en el Smouha de Alejandría, confiesa a Efe que cuando llegó en agosto pasado temió que el rendimiento del equipo bajara durante este mes.

"Pero no ha sido así", sostiene el jugador, quien destaca que sus compañeros de vestuario "se sienten bien físicamente y aguantan los partidos".

Zamora, cristiano con raíces palestinas, es, junto a los otros tres extranjeros del equipo, todos de Ghana, y el entrenador francés Patrice Neveu los únicos que no siguen el ayuno.

Los extranjeros "bajamos solos a las dos de la tarde a almorzar durante las concentraciones previas a un partido", dice Zamora, quien añade que luego acompañan al resto del equipo en el "iftar" con "una merienda suave".

Para un futbolista, explica el guardameta, "el ayuno supone pasar el Ramadán, este año en verano, sin agua y comer algo dos horas antes de ir a los entrenamientos, que comienzan a las diez de la noche y concluyen a la una de la madrugada".

Los futbolistas musulmanes del equipo vuelven a comer en el "suhur", antes del amanecer y del comienzo de un nuevo día de ayuno, y luego duermen por la mañana.

A pesar de este fervor religioso en los campos de fútbol, el profesor de la Universidad de Al Azhar Abdel Moti Bayumi recuerda que "no se obliga a nadie a ayunar durante el Ramadán".

En el caso de los futbolistas y otros deportistas profesionales, el académico sentencia que pueden saltarse el ayuno "si la competición se celebra durante el día, se encuentran en un país extranjero o pertenecen a un club de minoría musulmana".

"Si el partido se juega en un país musulmán es preferible que sea por la noche para que se pueda cumplir el Ramadán y, si no, todo el equipo tiene permiso para comer", dice a Efe Bayumi, quien subraya la posibilidad de compensar los días tras el "Eid el Fitr", que se celebrará esta semana y marcará el fin del mes sagrado.

Todo sea por el fútbol y la religión en un país donde ambos despiertan grandes devociones.
"El fútbol no es solamente un juego sino un trabajo serio que emplea a mucha gente y una forma de comunicarse con el mundo y entre los pueblos", declara el doctor musulmán.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|17:07
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|17:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016