Deportes

Scola no conoce ningún límite

Otra noche en la que fue el dueño de las miradas, marcó 37 puntos, quebró otro récord y fue determinante debajo de los dos aros; "Hay que olvidarse de Brasil, ahora viene Lituania y hay que enfocarse en ellos", dijo.

Aun hurgando en el diccionario es complicado encontrar una sola palabra que pueda explicar cuán grande es Luis Scola. Deja la piel en cada juego y tiene el poder de transmitir sensaciones como casi nadie lo logra. Invita a gritar cuando él lo hace. Empuja a querer apretar el puño cuando festeja alguna acción. Se lo siente genuino en cada gesto. Es el líder en mayúsculas de la selección nacional y en cada juego potencia esa idea. Está más allá de los números o algún récord personal. Anoche, aquí fue mucho más que sus 37 puntos y 9 rebotes. Su corazón es el motor del equipo argentino. 

Fuera de la cancha es pura calma con el aplomo de un veterano, sabiéndose dueño de la pelota en el conjunto argentino. "Estoy orgulloso de este equipo. Nadie puede darlo por muerto. Ganamos porque lo cerramos mejor. Podríamos haber jugado cinco horas y seguíamos igualados, pero en el último minuto los quebramos", dijo el jugador de Houston Rockets. 

Relajado y con la felicidad de haber escrito otra página en la historia para la Generación Dorada, Scola se permitió, entre risas, hablar de "su" momento: "Estoy tan confiado que siento que todas van a entrar. Me sentí bien; no tanto en el primer tiempo, porque no encontré mi juego. Pero el segundo jugué más cómodo". 

Fue el hombre de la noche, como en casi todos los juegos de la Argentina. Los rivales lo elogiaron y hasta reconocieron que no pudieron dominarlo. ...l explicó cómo pensaron el juego: "La táctica era que no jugaran los grandes, que no anotaran Tiago y Anderson; creo que salió bastante bien, aunque Marcelinho Huertas metió demasiado para mi gusto". 

Varias cuestiones lo distinguen, aunque el hambre de gloria que mantiene es realmente asombrosa. Está claro que Scola y toda la Argentina van por más: "Hay que olvidarse de Brasil, ahora viene Lituania y hay que enfocarse en ellos. No importa qué etapa del torneo sea, no miro eso; pienso en el rival. Es un gran equipo, con gente de talla que tuvo un muy buen Mundial, pero ellos también deben estar preocupados por nosotros. Contra Lituania también va a ser una guerra ". 

Ah, también tiene la cuota de humildad que se necesita para estar en la elite del deporte argentino: "Los récords no es algo de lo que me interese hablar en este momento". ¿Qué más? Señores: Luis Scola. 
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:41
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016