Deportes

Rosario vive la "pasión" por Las Leonas

Un partido de hockey no solo es un enfrentamiento entre dos equipos de 11 jugadoras en cancha. Un partido de hockey en el que juega Argentina no es solo otro número más para las estadísticas. Un partido de hockey de Las Leonas, en un mundial y en Rosario es simplemente inolvidable.

En la tarde de ayer miles de personas se volcaron a las instalaciones del estadio mundialista y le pusieron un condimento especial a la última jornada de la fase de grupos.

Todavía no había terminado el primer partido del día y a alentaba al equipo nacional en las tribunas. En cada jornada, los asistentes se “hacen hinchas” por un ratito de los equipos que juegan previos al partido que todos esperan. En el comienzo, la hinchada fue para España y así las jugadoras se llevaron un poquito de cariño latinoamericano. Unos minutos más tarde, el favorito fue Corea que levantó una diferencia de 3 a 1 y terminó ganado el partido. Agradecidas, las integrantes del plantel realizaron una vuelta olímpica retribuyendo al público.

A medida que se acercaba el horario del partido, Leonas versus Inglaterra, la gente se impacientaba y alentaba cada vez más fuerte. Hasta que llegó el momento que todos esperaban: el ingreso de las jugadoras. Tranquilas, a paso lento y muy concentradas ingresaron a la cancha y en ese momento explotó una melodía de sonidos que culminaría con un acorde de aplausos cuando sonó el silbato final.

Atrás de las argentinas entró el equipo británico que fue abucheado todo el recorrido de la cancha, lo que provocó una sonrisa casi nerviosa de las jugadoras, que al mismo tiempo admiraban al publico.

Así, llego el momento del himno, que luego de un pequeño desperfecto del audio comenzó a sonar y funcionó como un cóctel de emoción y motivación para jugadoras y asistentes.

A medida que pasaba el partido otras resonancias fueron los ingredientes que hacían al partido, desde la música intrigante que sonaba cuando se pedía el Video Ref; hasta que el lado oscuro de la fuerza llegaba al estadio y el palo de Noel Barrionuevo se convertía en un sable láser mientras se escuchaba la canción de las Guerras de las Galaxias que identifica la llegada de Darth Vader.

Una vez que Noel y sus compañeras se abrazaban, gritaban y festejaban Gustavo Cerati cantaba Deja Vu. Y si, quizás lo era porque ya se escuchó 14 veces a lo largo del mundial y en dos ocasiones en esta noche en particular, ya que a tres minutos del final Daniela Sruoga sumó su primer gol en un mundial y festejó como se lo merecía dedicándole un baile a su hermana Josefina, presente en las tribunas.

Todos estos acordes sonaron perfectamente acompañados con la voz de los aficionados que confirmaron que un partido de Las Leonas no solo es un partido de hockey.

Fuente: Simplemente hockey
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|15:35
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|15:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016